La caída en la cotización del crudo se debe a la baja demanda, sobreproducción y los contratos que se vencen mañana

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

“Se recordará 2020 como el peor año en los mercados mundiales de petróleo. Abril será el peor mes de la historia de la industria”, vaticinó Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de Energía (AIE), días previos a que la referencia del WTI quedara valiendo menos que nada (ver gráfico).

La cotización con la que cerró el barril de West Texas (-US$31) se debe a tres factores principalmente. Primero, un colapso en la infraestructura de almacenamiento, lo cual llevó “a las empresas a desprenderse de los barriles a cero dólares, o incluso verse forzadas a vender a precios negativos”, citó Expansión.

Sobre esto, el exministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas, explicó, mediante su cuenta de Twitter, que el colapso de los inventarios en este mercado lleva a que “el dueño de un contrato a futuros que vence mañana (hoy) tiene que pagar para que alguien le reciba el petróleo, porque no hay donde guardarlo”.

El segundo factor, es la caída en la demanda de crudo que ronda los 29 millones de barriles al día, a causa de las medidas de aislamiento que han adoptado los gobiernos para contener la expansión del Covid-19.

Y por último, está la sobreproducción de petróleo que se reducirá en mayo, cuando empiece a operar el acuerdo de la Opep de recortar la producción de casi 10 millones de barriles al día, cifra que no es suficiente.

Con base en este panorama, Francisco José Lloreda, presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo (ACP), aseguró que “el problema es la demanda global. Hay 187 países con medidas de aislamiento, de distinto tipo. De iniciarse procesos de reapertura serán graduales y con diferencias; y en todo caso, no creo que vamos a regresar a los niveles de demanda anteriores al aislamiento, por lo menos en lo que resta del año”.

Este panorama ha llevado a que las acciones de las compañías petroleras retrocedan en bolsa. Compañías como Saudi Aramco (-0,50%), Royal Dutch Shell (-0,82%), Chevron (-4,13%) y Rosneft (-2%) fueron las que más cayeron al cierre de la jornada de ayer.

Otro de los efectos de estas bajas en los precios del crudo se evidencia en las cuentas fiscales de los países que dependen del petróleo como es el caso de Venezuela, Colombia y Ecuador. Por ejemplo, a nivel nacional estas reducciones en los precios de ambas referencias se están empezando a sentir, ya que el Gobierno Nacional hizo cuentas a inicio de año con un barril de Brent a US$60, lo cual está lejos de la realidad, ya que hacia las 3:00 p.m. de ayer, esta referencia se ubicó en US$25,92, es decir US$35 por debajo de lo presupuestado.

Debido a la reducción en el precio del Brent, el país dejará de recibir alrededor de US$14 millones, ya que se estima que por cada dólar que cae el petróleo, a la economía nacional dejan de entrarle entre $350.000 millones y $400.000 millones. Por ello, Lloreda Mera aseguró que “se requieren medias de fondo, de lo contrario tendremos campos cerrados con un grave impacto para las finanzas de la Nación y las regiones, este y el próximo año”.

LOS CONTRASTES

  • Francisco José Lloreda MeraPresidente de la Asociación Colombiana del Petróleo

    “Lo más grave es que la capacidad de almacenamiento de crudo está llegando al límite. En el mercado occidental, ya se copó. Es cuestión de días o semanas para que ocurra algo similar con el Brent”.

  • Julio César VeraExpresidente de Acipet

    “El mercado está en ‘contango’. Nadie entrega en físico y todo el mercado americano está almacenando al máximo o controlando producción, a la espera de los mejores precios en mayo”.

A pesar de todo lo anterior, el futuro del mercado petrolero no es del todo opaco, ya que, por ejemplo, Cárdenas señaló que pasado mañana el WTI volvería a US$20. Esto se debe a que la caída que presentó el West Texas es “un indicativo de una parálisis casi que absoluta de la industria petrolera americana, a la espera de mayo y la reducción de la oferta mundial. Lo que pueden estar haciendo muchos es perforar pozos sin completar los mismos, a la espera de mejores precios, por eso es que la curva forward está en Contango (situación en la que el precio spot está por debajo del futuro) y muestra precios futuros mejores”, dijo Julio César Vera, expresidente de Acipet.

De acuerdo con Vera, los precios del petróleo podrían caer más este mes como un reflejo de que el mercado está a la espera de los reinicios económicos de algunos países y de que inicie el recorte de la Opep. Los precios podrían pasar a estar por encima de los US$30 y acercarse a la barrera de los US$40 en mayo.

En el otro lado, Lloreda Mera dijo que “los precios difícilmente van a repuntar o van a llegar a los niveles que se requieren en el caso de Colombia, para que la producción no se impacte y muchas empresas vean comprometida su viabilidad”.

Baja del crudo sería una señal alcista para monedas emergentes
Según Bloomberg, “el indicador de divisas ha disminuido menos de 6% este año, en comparación con una caída de 76% en el crudo WTI y una pérdida de 59% para Brent. La resistencia se debe, en parte, al hecho que algunos de sus pesos pesados son importadores netos de petróleo, como India. Las monedas se benefician del crudo más barato”.