RIPE:

Tras conocerse la propuesta oficialista, esta mañana comenzaron las negociaciones con la oposición para definir los pasos a seguir

Cronista - Buenos Aires

El oficialismo definió anoche, en soledad, la fórmula de actualización de los haberes jubilatorios que aspira convertir en ley antes de n de año. Esta mañana, oficialismo y oposición acordaron cómo avanzará el tratamiento en el Congreso.

Juntos por el Cambio ya expresó su rechazo mientras que, el resto de las bancadas está a la espera del texto que avale la comisión especial que se creó para este n el año pasado, cuando se suspendió el cálculo macrista.

Horas antes de que la misión del FMI desembarcara en la Argentina, se conoció por medio de un comunicado que lo legisladores del Frente de Todos y funcionarios del Ejecutivo habían llegado a un acuerdo sobre la nueva fórmula de actualización de los haberes jubilatorios. La nueva fórmula no es más que una reversión de aquella que rigió a partir del gobierno de Cristina Kirchner (2008) hasta 2017, cuando, piedrazos mediante, el Congreso sancionó una nueva fórmula que desde diciembre del año pasado quedó suspendida.

De acuerdo con el comunicado de anoche, el cálculo que llegará al Congreso “tiene como antecedente directo la establecida por la Ley N° 26.417 que estuvo vigente desde 2008 hasta su derogación en 2017 y sus elementos constitutivos básicos, los salarios y la recaudación (en un 50% cada uno)”.

Tras conocerse la propuesta oficialista, esta mañana comenzaron las negociaciones con la oposición (básicamente, con Juntos por el Cambio), para definir los pasos a seguir. De acuerdo con lo que detalló el diputado Marcelo Casaretto a este medio, la Comisión Especial de Movilidad Previsional que él mismo preside se reunirá entre hoy y mañana -quizás pasado-, para firmar el o los dictámenes. Hecho esto, la Bicameral envía esos dictámenes al presidente Alberto Fernández y a los presidentes de ambas Cámaras. Sorteado este paso, la dinámica será la misma que tiene cualquier proyecto de ley.

Se da por descontado que el trámite se iniciará en la Cámara de Diputados, en las comisiones de Presupuesto y Hacienda y la de Previsión y Seguridad Social. Luego, pasará al recinto y, si recibe la media sanción, el Senado hará lo propio. El objetivo del oficialismo es que la Cámara alta sancione la iniciativa “antes de n de año”.

Lea el artículo aquí.