El gobierno probablemente aprobará un primer grupo de medidas por un valor inferior a los US$11.425 millones

Diario Expansión - Madrid

El viceministro de finanzas de Italia ha dicho que el Gobierno suspenderá los pagos de la hipoteca y otras facturas de los hogares en todo el país durante el brote de coronavirus, según publica hoy Financial Times.

Laura Castelli, miembro del Movimiento Cinco Estrellas del Gobierno de coalición de Italia, ha asegurado en una entrevista con la radio estatal italiana que el Gobierno había estado trabajando con los bancos del país en los últimos días para prepararse para la suspensión.

Las medidas detendrán los pagos de facturas de impuestos y pagos de intereses para pequeñas empresas y particulares durante la crisis. No se especificado cuánto duraría la suspensión.

El Gobierno de Italia está preparando un nuevo paquete de medidas que se anunciará mañana para ayudar a las familias y las empresas que se han visto afectadas por las medidas restrictivas implementadas para tratar de detener la rápida propagación del virus.

Plan por valor de US$11.425 millones

Concretamente, el Gobierno de Italia va a aprobar medidas por un montante de US$11.425 millones de euros para contrarrestar el impacto económico del coronavirus, según ha anunciado hoy el ministro de Industria, Stefano Patuanelli, en Radio Capital.

El Gobierno italiano decretó el fin de semana férreas medidas para contener la epidemia de coronavirus que ha causado cientos de fallecidos y miles de contagiados, sobre todo en el norte del país.

Entre estas medidas está la extensión de las zonas aisladas, un área que primero cubría la región de Lombardía, con capital en Milán y motor económico del país, y otras 14 provincias, donde viven unos 16 millones de habitantes, medidas de contingencia que se han ampliado a todo el país.

Fuentes del gobierno ha dicho a Reuters el lunes que el Tesoro estaba considerando elevar el déficit presupuestario a 2,8% de la producción nacional este año, cuando la semana pasad anunció que planeaba subir el déficit a 2,5% desde el objetivo anterior anterior de 2,2%.

El gobierno probablemente aprobará un primer grupo de medidas por un valor inferior a los US$11.425 millones, paquete al que se añadirá una segunda partida en una segunda fase.