Los países del vecindario que jalonarán el aumento en esta tasa son Honduras (57,8%), Nicaragua (52,7%) y Guatemala (50,9%)

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

En más de dos meses, el covid-19 no solo ha cobrado la vida de más de 20.000 personas en la región, sino que también está conduciendo a las economías de América Latina y el Caribe a una contracción de 5,3%. Esto generará un aumento de la pobreza de 4,4 puntos porcentuales (28,7 millones de personas más), dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Durante la presentación del informe denominado ‘El desafío social en tiempos del covid-19’ que elaboró el organismo internacional, Bárcena enfatizó en que “la pobreza extrema subiría 2,6 puntos porcentuales (15,9 millones de personas adicionales) y llegaría a afectar a un total de 83,4 millones de personas. Esto es un reflejo del debilitamiento que afronta actualmente la clase media en los países de la región”.

Los incrementos en las tasas de pobreza y pobreza extrema se reflejarán en los países del vecindario en diferentes magnitudes. Según el estudio, debido a la incertidumbre actual, hay tres posibles escenarios (bajo, medio y alto) de la evolución de la pobreza y la pobreza extrema en 17 países. En el escenario medio, la pobreza aumentaría 4,4 puntos porcentuales; en el bajo, 3,4 pp, y en el alto, 5,5.

Teniendo en cuenta las tres proyecciones planteadas por la Cepal en términos de pobreza, se concluye que todos los países presentarán aumentos en ambas tasas, sin importar el escenario que se dé al final del año. Además, al analizar el peor de los panoramas, los mayores aumentos de la pobreza extrema se darían en Nicaragua (22,2%), Guatemala (21,8%), Honduras (20,5%) y México (17,1%).

En el caso de la pobreza en general, se estima que los países que presentarán las mayores alzas serían Honduras (57,8%), Nicaragua (52,7%), Guatemala (50,9%), México (48,9%) y El Salvador (37,3%) (ver gráfico). Estas alzas “comprometen gravemente la posibilidad de poner fin a la pobreza en todas sus formas y en todo el mundo en 2030 y resaltan la particular vulnerabilidad de las tres mayores economías de la región”, citó la Cepal en el documento.

Sobre estos aumentos Carlos Sepúlveda, decano de la facultad de Economía de la Universidad del Rosario, comentó que la coyuntura actual enfrenta a los hogares a un choque grande en materia de ingresos, por lo que algunas familias de América Latina que se encuentran actualmente en la clase media podrían caer en la pobreza, debido a que la pérdida de empleos o baja en las entradas económicas.

Teniendo en cuenta los choques económicos que representa la situación actual para los hogares, el informe señala que las poblaciones más afectadas por los impactos socioeconómicos del covid-19 son mujeres, estratos de ingresos bajos y medios - bajos, trabajadores informales, trabajadoras domésticas remuneradas, niños, niñas y adolescentes, población rural, pueblos indígenas, entre otros.

Por ello, Bárcena dijo que desde la Cepal se está proponiendo que se avance hacia un modelo de ingreso básico para ayudar a la población más vulnerable a superar los efectos del nuevo coronavirus. “Para enfrentar los impactos socioeconómicos de la crisis los gobiernos deberían garantizar transferencias monetarias temporales inmediatas para satisfacer necesidades básicas y sostener el consumo de los hogares, lo que será crucial para lograr una reactivación sólida y relativamente rápida. Esto se debería mantener a largo plazo”, añadió la Secretaria.

La situación de Colombia
Pese a que Colombia no se destaca entre el top cinco de los países que cerrarán el año con una mayor tasa de pobreza y pobreza extrema, no hay que perder de vista que el territorio nacional podría enfrentarse a una tasa de pobreza de hasta 32,5% en el peor de los escenarios, lo cual lo sitúa por encima de países vecinos como Ecuador (31,9%) y Perú (20,1%).

LOS CONTRASTES

  • Alicia BárcenaSecretaria Ejecutiva de la Cepal

    “La economía colombiana estaba consolidando un proceso de recuperación económica sostenida. Esta coyuntura encontró a Colombia en un momento de recuperación”.

  • Carlos Sepúlveda Decano de Economía de la Universidad del Rosario

    “Colombia venía presentando buenos resultados en materia de aumento de la clase media. La recuperación de esta senda dependerá de varios factores”.

La situación de la economía local en términos de los desafíos sociales en tiempos del covid-19 se debe a que “Colombia ha adelantado un proceso de disminución de la pobreza. En la última década hemos presentado mejoras en el aumento de la clase media, por lo que los hogares que lograron ascender en estos últimos años tienen un alto grado de vulnerabilidad, muchos cuentan con trabajos informales. Con un choque pequeño podrían caer. El covid-19 genera un fuerte impacto para todos los hogares en general”, explicó Sepúlveda.

Partiendo de lo anterior, el decano de Economía aseguró que volver a recuperar la senda de reducción de la pobreza que tenía Colombia antes de la pandemia dependerá de varios factores, entre los que se destacan qué tan rápido será la salida de esta situación en la primera etapa, qué tan rápido se retomarán las actividades y por último, de las correcciones que se hagan al sistema de protección social para proteger a las poblaciones más vulnerables en medio de la crisis.

Cómo está actuando Colombia frente al manejo de la pandemia
Barcena resaltó que “esta coyuntura encontró a Colombia en un momento de recuperación, se esperaba que el PIB creciera 3,5% al cierre del año. El dinamismo de la economía colombiana era bastante evidente. Por lo que el freno de la pandemia ha tenido un efecto fuerte, especialmente por la caída de los precios del petróleo. El Gobierno ha tomado medidas rápidamente, en una secuencia interesante y adecuada, pero se debe continuar con la protección de la población vulnerable”.