RIPE:

Casi 70% de las personas que se quedaron sin empleo empezaron a vender comida, según la Asociación de Restaurantes del Paraguay

Diario 5 días - Asunción

Los locales gastronómicos se encuentran pasando por fuertes problemáticas aun estando en la fase tres de la cuarentena inteligente. Oliver Gayet, presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (Arpy) expresó que hay muchas personas que se están volcando a la gastronomía y que eso no conviene a aquellos locales que vienen desenvolviéndose en el rubro desde hace años.

Casi 70% de las personas que se quedaron sin empleo empezaron a vender comida y así con esta competencia desleal se hace imposible competir”, afirmó el presidente de la Arpy.

También acotó que están trabajando con los demás gremios para poder hacer entender a los clientes, mediante una campaña de concienciación, que los locales están fuera de peligro al tomarse todas las medidas sanitarias. De este modo, buscan promover la concurrencia a estos sitios, siempre guardando todos los recaudos.

En el programa Estrategia y Liderazgo, bajo la conducción de Horacio Ferraro y Gustavo Picolla, también abordaron el posible escenario que podría darse para el sector, en caso de haber un retroceso de fases en la cuarentena inteligente.

Gayet expresó que eso dentro de todo es conveniente, ya que es necesario que la seguridad sea prioridad en todos los sectores. “Se habla de volver a una cuarentena algo más estricta, y a la economía nacional perjudica mucho, pero para nuestro sector sería mejor porque se volverá a comprar de los locales legalmente habilitados”, sostuvo el entrevistado.

Así también, el empresario dijo que actualmente se observa una gran afluencia de clientes en diferentes sectores pero que la situación del sector gastronómico sigue difícil. “Tenemos muy pocos comensales, no es fácil para nosotros y tratamos de mantener empleos, pero el 50% de la fuerza laboral formal están con suspensión de contratos”, destacó.

Cabe resaltar que la Asociación trabaja con 3.800 restaurantes y emplea a más de 120 mil personas. Aún no se ha detectado ningún caso positivo del nuevo coronavirus, ni contagios en restaurantes.

“Todos se acostumbraron más a cocinar en sus hogares y realizar reuniones en casas más que en locales. En el servicio de delivery vendemos bien, pero no suplanta a estar físicamente y no se compensan los costos”, recalcó.

El gastrónomo también señaló que lo que más le preocupa es que en las redes sociales se ve a muchas personas que suben historias de personas aglomeradas y eso les genera un gran temor de que sigan empeorando los casos.

Ferraro consultó también sobre el acceso a créditos desde el sector bajo garantías del Fogapy, a lo que el entrevistado aseveró que ellos han tenido muchas reuniones con la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) y se encontró una solución.

“Se tratará de que una parte destinada a los créditos ya están predestinadas a la gastronomía, así los agentes no tendrán otro método que darle al sector. Si se suman porcentajes vamos a tratar de sobrellevar adelante esta situación pese a que somos negocios de riesgo”, sentenció.

APERTURA
Cabe destacar que a pedido de este gremio y otros asociados a las actividades de distensión, se encuentra en el Congreso un proyecto de ley que busca otorgar un régimen de preferencia a las empresas que operan dentro del sector, con menores cargas tributarias y reducción de costos en servicios básicos.

“Estamos peleando para que estos puntos los note el Estado y haga caso a nuestros pedidos. Buscamos la fórmula de ayudarnos entre todos, el impuesto a la renta adelantado no se puede abonar, se pidió la suspensión y esperamos que nos escuchen”, dijo.

Es notorio también que muchos locales ni siquiera abrieron aún, porque no ven rentable al mercado. “Es increíble cómo las empresas más grandes son las más afectadas, incluso las Mipymes venden 45% por lo menos de lo que se vendía antes, pero las grandes estructuras no pasan de 15%”, puntualizó.