El informe de la Cepal espera una expansión promedio de 0,1% en América Latina y el Caribe. En el caso de América del Sur, las economías especializadas caerían 0,2%

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

En el último informe sobre las proyecciones de crecimiento de la actividad económica de la región para 2019, la Cepal redujo sus cálculos, con lo que ahora se espera una expansión promedio de 0,1% en América Latina y el Caribe durante este año. Mientras que para 2020, el organismo proyecta que la región continúe en una senda de bajo crecimiento, con una expansión estimada del PIB de 1,4%.

En el caso de América del Sur, el informe asegura que las economías especializadas en la producción de bienes primarios, en especial petróleo, minerales y alimentos caerían 0,2%. Para 2020, se espera que el crecimiento en esta subregión sea de 1,3% en promedio.

En el caso de Colombia, la economía crecería 3,2% este año, mientras que el próximo año se expandiría a ritmos de 3,5%. Con esto se convertiría en el país que más crecería este año en América del Sur, solo por debajo de Bolivia.

Respecto a las economías de Centroamérica y México, el informe de la Cepal prevé una tasa de expansión de 0,7% para 2019 y de 1,6% para 2020, mientras que para la región Caribe de habla inglesa u holandesa se estima un crecimiento promedio de 1,5% para 2019. Entre tanto, la tasa esperada para 2020 es de 5,7%.

Según la comisión regional de las Naciones Unidas, el rendimiento de las economías se verá afectado no solo por el volumen de comercio global y el nivel de actividad, sino también por la baja en los precios de las materias primas que exportan muchos de los países de la región.

“Han bajado las proyecciones precisamente por los decepcionantes números que han presentado las economías desarrolladas, por cierto, la guerra comercial entre Estados Unidos y China ha hecho que el comercio internacional baje y afecte a países exportadores de commodities de bienes básicos como petróleo y carbón, en América Latina”, afirmó Sergio Olarte, economista de Scotiabank Colpatria.

Ante este contexto externo caracterizado por tensiones comerciales y alta incertidumbre, la Cepal también advirtió que con este panorama se agravan las dificultades en materia de inserción al comercio y producción internacional en las economías de la región.