El cobre ha repuntado 54% desde marzo, impulsado por una fuerte recuperación de la pandemia en China, el principal consumidor

Reuters

El cobre caía el miércoles, luego de tocar su nivel más bajo en casi tres semanas, presionado por un dólar más fuerte y la incertidumbre sobre las elecciones en Estados Unidos, factores que anularon las esperanzas de un gran estímulo en el país y un mayor gasto en infraestructura.

A las 11:15 GMT, el cobre a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) cedía un 1,3% a US$6.726 la tonelada luego de hundirse a US$6.670, mínimo desde el 15 de octubre.

El presidente Donald Trump se proclamó vencedor sobre su rival demócrata Joe Biden, pero no se esperaba tener el resultado de la carrera presidencial de Estados Unidos hasta que se complete el recuento en las próximas horas o días.

El cobre ha repuntado un 54% desde marzo, impulsado por una fuerte recuperación de la pandemia de covid-19 en China, el principal consumidor de metales.

"Se esperaba que Biden arrojara mucho dinero al sistema", dijo Ole Hansen, estratega de materias primas de Saxo Bank. "Un cambio a una Casa Blanca demócrata significaría que saldrían disparados tratando de lograr algo en los primeros 100 días, pero eso potencialmente no va a suceder, especialmente si no obtienen una mayoría en el Senado".

El índice dólar subía, encareciendo los metales para los tenedores de otras divisas.

El declive del cobre era contenido por la noticia de que un sindicato de trabajadores de la mina de cobre Candelaria de Chile había rechazado otra oferta de la empresa y seguiría adelante con una huelga de casi un mes que cerró el yacimento.