RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Según el diario Folha de Sao Paulo, los rumores de una fusión surgieron cuando las aerolíneas anunciaron un acuerdo de código compartido el mes pasado

Diario Financiero

Bradesco BBI -el segundo banco privado más grande de Brasil- dijo en un informe enviado esta semana a sus inversionistas que ve como “escenario más probable” que la aerolínea local Azul pase a comprar su rival Latam Brasil, en vez de llevarse a cabo una fusión entre ambas compañías como en algún momento se pensó. Sin embargo, las firmas, hasta el momento, han negado que las negociaciones apunten en alguna de esas direcciones.

Según el diario Folha de Sao Paulo, los rumores de una posible fusión surgieron cuando las dos aerolíneas anunciaron un acuerdo de código compartido el mes pasado para hacer frente al impacto del coronavirus en sus operaciones. Pero, detalla el medio, esto también ha sido negado por las empresas.

En el informe, Bradesco declaró que una fusión del grupo Latam con Azul parece poco probable porque implicaría un acuerdo entre los accionistas controladores de las compañías: la familia chilena Cueto por el lado de la primera, y el empresario David Neeleman, por la segunda. También detalló que Azul tendría que ingresar al proceso de reestructuración del grupo chileno en Estados Unidos, como ocurrió la semana pasada con su filial en el gigante sudamericano.

Otro factor en contra sería que las aerolíneas estadounidenses Delta (que posee 20% de Latam) y United (que tiene cerca de 10% en Azul) tendrían puestos en el directorio de la firma que resulte de esa fusión. Ello generaría conflictos de intereses y dificultaría cualquier negociación. Además, el acuerdo podría tener restricciones por parte de las autoridades antimonopolio de EE.UU.

La solución, según el banco de inversión, sería vender la operación brasileña, la principal del grupo Latam, a Azul. Bradesco habló de una transacción por alrededor de US$1.900 millones con una emisión de acciones realizada por Azul para incorporar a Latam Brasil.

El documento ve como ventajas económicas, el hecho de que los contratos de arrendamiento de aeronaves de Latam Brasil serían hechos en Chile, lo quie daría “flexibilidad para ajustar el tamaño de la flota y reducir el apalancamiento en Brasil”. De ocurrir, Azul quedaría con 62% del mercado doméstico.

"Lea la nota original aquí".