.
AMBIENTE

Bonanza de subsidios de ley climática de EE.UU. le da un atractivo a captura de carbono

martes, 23 de agosto de 2022

El Gobierno ofrecerá un crédito fiscal de US$85 por cada tonelada métrica de emisiones de carbono capturadas de una chimenea

Bloomberg

Las empresas estadounidenses que reduzcan las emisiones de carbono podrían calificar para subsidios incluso en los proyectos más pequeños bajo la nueva legislación climática, desencadenando una ola de inversión en tecnologías verdes potencialmente sin precedentes.

La Ley de Reducción de la Inflación aprobada por el Congreso este mes impulsará una gran cantidad de tecnologías limpias. Entre ellos habrá nuevas empresas que desarrollen formas más eficientes de capturar y almacenar carbono, lo que será crucial para cumplir los objetivos climáticos globales.

La tecnología implica recolectar el dióxido de carbono emitido por una fábrica, un método que existe desde hace décadas, o tomarlo directamente del aire y luego almacenarlo bajo tierra. Uno de sus mayores inconvenientes ha sido el costo y aunque EE.UU. ya tenía un crédito fiscal para apoyar la captura de carbono, era demasiado insignificante para atraer mucho interés de la industria y solo estaba disponible para operadores más grandes.

Bajo el nuevo régimen, el gobierno de EE. UU. ofrecerá un crédito fiscal de US$85 por cada tonelada métrica de emisiones de carbono capturadas de una chimenea y almacenadas, 70% más que los niveles actuales. Los proyectos industriales, como las fábricas que producen acero o cemento, necesitan capturar 12.500 toneladas o más de CO2 al año para calificar, frente a las 100.000 toneladas al año del sistema anterior.

La captura directa de aire califica para créditos fiscales por un valor de hasta US$180 por tonelada para proyectos que atrapan tan solo 1.000 toneladas de CO2 por año. Y los créditos se pagarán directamente al operador, proporcionando una clara fuente de ingresos incluso para instalaciones relativamente pequeñas.

Con todo ese nuevo apoyo, las empresas estadounidenses podrían estar capturando alrededor de 100 millones de toneladas de dióxido de carbono al año dentro de una década, más de 10 veces la cantidad secuestrada actualmente para abordar el cambio climático cada año, según la organización ambiental con sede en Boston Clean Air Task Force. .

Con el lanzamiento de nuevos proyectos este año, el investigador BloombergNEF estima que la ley climática más ambiciosa en la historia de EE.UU. podría generar más de US$100.000 millones para ampliar la tecnología, descarbonizar la industria y proporcionar energía limpia.

“Solía ​​ser una planta de CCS realmente grande para reclamar el crédito fiscal. Los números ahora son muy bajos”, dijo Julia Attwood, analista de BloombergNEF. “Eso es un gran impulso. Significa que las instalaciones muy pequeñas que solo están probando su tecnología pueden acceder a ella”.

El crédito fiscal también está crucialmente dirigido más hacia las aplicaciones industriales que hacia las centrales eléctricas. Eso significa que es más difícil para las plantas que queman carbón o gas natural (fuentes de energía que podrían ser reemplazadas directamente por parques solares o eólicos) para calificar para el apoyo. En cambio, industrias como la producción de cemento, que actualmente no tienen alternativas para reducir las emisiones, pueden acceder más fácilmente a la asistencia.

“Estas industrias que realmente necesitan usar la captura de carbono como su estrategia de descarbonización finalmente tienen la opción”, dijo Matt Bright, gerente de políticas de captura de carbono de Clean Air Task Force. “Está abriendo un nuevo mercado para sectores industriales difíciles de reducir”.

A medida que el proyecto de ley sobre el clima estimula el interés industrial en la captura de carbono, también podría dar un gran impulso a las nuevas tecnologías para que todo suceda.

Los fuertes incentivos y los umbrales reducidos ya están marcando la diferencia para algunas nuevas empresas. Un ejemplo es Mantel, una empresa que se fundó a principios de este año y acaba de recaudar US$2 millones en una ronda de financiación inicial dirigida por The Engine, una empresa de capital de riesgo escindida del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

La captura de carbono implica la separación del dióxido de carbono de una mezcla de gases. Por lo general, se logra utilizando un químico que se une específicamente con el gas de efecto invernadero. Este paso libera mucha energía, que normalmente se pierde.

El siguiente paso implica la adición de más energía en una cámara separada para romper el enlace, liberando dióxido de carbono como gas puro y regenerando el químico de captura. Eso luego puede comprimirse en un líquido y enterrarse profundamente bajo tierra en lugares que de otro modo contendrían petróleo y gas.

Todo el proceso consume bastante energía, lo que hace que la captura de carbono sea costosa. La idea de Mantel es reducir la pérdida de energía en el paso de captura. Esto se hace realizando todo el proceso de captura y liberación a una temperatura superior a los 600°C utilizando sales fundidas de boro y otros elementos. Mantel dice que cualquier calor liberado en el primer paso del proceso de captura se puede utilizar en el paso de regeneración, lo que reduce el consumo total de energía en 60%.

La startup ha demostrado que su proceso puede funcionar a escala de laboratorio. El dinero que ha recaudado debería permitirle pasar de capturar gramos de CO2 al día a capturar kilogramos.

“Hemos estado tratando de encontrar formas más baratas de capturar carbono. Y una de esas formas es hacer la captura de carbono a alta temperatura”, dijo Cameron Halliday, director ejecutivo de Mantel. “Si podemos hacer esto más barato, podríamos capturar carbono en todo el mundo y abordar los enormes problemas del cambio climático”.

La tecnología de Mantel no se puede adaptar simplemente a plantas de energía o fábricas existentes; la caldera donde ahora se queman los combustibles fósiles tendría que reconstruirse. Eso no va a ser barato, pero Halliday argumenta que, debido a que reduce tanto los costos de energía, la economía podría funcionar.

Y bajo la nueva ley climática de EE.UU., incluso algunos de los esfuerzos piloto de Mantel podrían calificar para subsidios, lo que podría ayudar a la compañía a escalar más rápido. “Si pudiéramos construir esa planta de demostración un poco más grande de lo que habíamos anticipado, entonces podríamos aprovechar US$85 por tonelada”, dijo Halliday. “Esa es parte de la razón por la que esto es tan oportuno”, dijo.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

China 27/05/2024 China crea el mayor fondo para respaldar industria de chips, de US$47.500 millones

La tercera fase del Fondo Nacional de Inversión en la Industria de Circuitos Integrados reunió 344.000 millones de yuanes (US$47.500 millones) del Gobierno central y de varios bancos y empresas estatales

Ambiente 26/05/2024 El canciller colombiano dijo que no está de acuerdo con el cierre del Tapón del Darién

En 2023 se presentó la cifra récord de 520.000 personas en el Tapón del Darién; adicionalmente, hubo cerca de 120.000 infantes

Industria 27/05/2024 Los principales empresarios que se reunirán en el VII congreso de Ceapi en Cartagena

El evento será del 17 al 19 de junio, con la participación de figuras desde Jaime Gilinski, hasta Luis Carlos Sarmiento Angulo y cientos de empresarios