.
TECNOLOGÍA Banco Mundial advierte sobre necesidad de los datos para luchar contra pobreza extrema
miércoles, 24 de marzo de 2021

El informe reveló que cerca de 900 millones de personas en el mundo no cuentan con acceso a electricidad ni a sistemas de información

Jonathan Toro - jtoro@larepublica.com.co

El Banco Mundial pide que se fortalezcan los sistemas de datos nacionales a fin de aprovechar todo el potencial de la revolución de los datos para transformar las vidas de las personas en condición de pobreza extrema en el mundo que ascienden a 700 millones.

Desde la información recopilada en las encuestas de hogares hasta los píxeles capturados por imágenes de satélite, los datos pueden informar las políticas y estimular la actividad económica, sirviendo como un arma poderosa en la lucha contra la pobreza. Hoy en día hay más datos disponibles que nunca, pero su valor está en gran parte sin explotar, debido a que en el mundo al rededor de 900 millones de personas, no cuentan con acceso a electricidad, según el nuevo Informe sobre el desarrollo mundial 2021: Datos para una vida mejor .

Los datos también son un arma de doble filo, que requiere un contrato social que genere confianza al proteger a las personas contra el uso indebido y el daño, y trabaje hacia la igualdad de acceso y representación.

“Los datos ofrecen un enorme potencial para crear valor al mejorar los programas y las políticas, impulsar las economías y empoderar a los ciudadanos. La perspectiva de la gente pobre ha estado en gran parte ausente del debate global sobre la gobernanza de datos y necesita ser escuchada con urgencia ”, dijo el presidente del Grupo del Banco Mundial, David Malpass.

“Los países de ingresos más bajos se encuentran con demasiada frecuencia en desventaja debido a la falta de instituciones, autonomía para la toma de decisiones y recursos financieros, todo lo cual frena la implementación efectiva y la efectividad de los sistemas de datos y los marcos de gobernanza".

De acuerdo con Malpass "se necesita la cooperación internacional para armonizar las regulaciones y coordinar las políticas de modo que el valor de los datos se aproveche para beneficiar a todos y para informar los esfuerzos hacia una recuperación ecológica, resiliente e inclusiva".

Los datos recopilados para fines públicos o comerciales, mediante métodos tradicionales o modernos, se utilizan, combinan y reutilizan de manera que brindan beneficios a más personas y brindan información con mayor precisión.

Mejores datos están mejorando la capacidad de los gobiernos para establecer prioridades y orientar los recursos de manera más eficiente. En Kenia, por ejemplo, las redes sociales, los datos de teléfonos móviles y los informes oficiales digitalizados de accidentes de tráfico en Nairobi identificaron las carreteras más peligrosas, lo que llevó a mejoras en la seguridad vial para salvar vidas.

El sector privado está utilizando datos para impulsar negocios basados ​​en plataformas que impulsan el crecimiento económico y generan comercio internacional de servicios. En Haití, la tecnología ha ayudado a los productores de mango a rastrear sus productos hasta la venta final, eliminando muchos intermediarios y permitiéndoles quedarse con una mayor parte de sus ganancias.

Los métodos de datos innovadores también están capacitando a las personas para que tomen mejores decisiones que conduzcan a mejoras en el servicio público. En el estado de Tamil Nadu, en India, se desarrollaron herramientas con el apoyo del Banco Mundial para abordar los desafíos de la alfabetización de datos, lo que permite a los residentes expresar sus preferencias de manera que se puedan digitalizar fácilmente, guiando los debates comunitarios para establecer prioridades.

Sin embargo, cuantos más datos se utilicen, mayor será el potencial de uso indebido. El diseño cuidadoso de regulaciones para fortalecer la ciberseguridad y proteger los datos personales es esencial para generar confianza. En una encuesta mundial de 80 países, solo 40% tenía disposiciones para las regulaciones de datos de mejores prácticas, incluido menos de un tercio de los países de bajos ingresos, aunque muchos ahora están comenzando a adoptarlas.

A pesar del potencial de desarrollo de los datos, los beneficios del sistema global de datos están, por ahora, sesgados hacia los más acomodados. Una mejor representación y acceso a los datos para las personas marginadas es una prioridad.

La conectividad digital es baja en África subsahariana y la infraestructura moderna en los países de bajos ingresos para intercambiar, almacenar y procesar datos es insignificante. Los países de ingresos más bajos también se encuentran en una desventaja competitiva cuando se trata de aprovechar los beneficios económicos de las empresas de plataformas de datos.

El informe reconoce la amplia gama de opiniones relacionadas con los datos y un entorno político incierto. Para aprovechar todos los beneficios de los datos y crear oportunidades para todos, se requieren esfuerzos renovados para mejorar la gobernanza de los datos a nivel nacional, así como a través de una cooperación internacional más estrecha.

Finalmente, el Banco Mundial alertó que cuando el costo de la inacción es alto, lo que se genera es una pérdida de oportunidades y mayores desigualdades. Forjar un nuevo contrato social para los datos, uno basado en principios de valor, confianza y equidad, finalmente marcará la diferencia.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Comercio 19/04/2021 Chazki alista su llegada a Colombia tras la apuesta de Falabella por startup peruana

Hace unos días un retailer chileno informó que adquirió una participación minoritaria en la startup con la que pretende expandirse

Hacienda 21/04/2021 Gobierno ingresó al Tribunal Constitucional para frenar el tercer retiro desde las AFP

"Debemos velar porque las reglas sean respetadas al igual que la Constitución", dijo el secretario de Estado chileno, Juan José Ossa

Brasil 20/04/2021 Banco central de Brasil asumió que debería subir tasas para poder controlar inflación

En lugar de comprometerse con un “ajuste parcial” del estímulo monetario, el banco debe mostrar que está listo para ajustar precios

MÁS GLOBOECONOMÍA