Los bancos extranjeros que terminaron con crecimientos en sus utilidades fueron Banco Santander, Citibank y Banco Pichincha

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Las utilidades de los bancos extranjeros que operan en el país alcanzaron un acumulado de $109.032 millones al cierre de julio de este año, es decir, 89,9% por debajo de los niveles registrados durante el mismo periodo de 2019, cuando las ganancias de estas entidades se ubicaron en $1,08 billones, según datos de la Superintendencia Financiera.

En medio de este desplome de utilidades al cierre de julio, solo tres de los nueve bancos extranjeros que operan en el territorio nacional terminaron el séptimo mes del año con crecimientos en sus utilidades: se trata de Banco Santander de Negocios Colombia (128,4%); Citibank (83,8%) y el Banco Pichincha (36,4%).

Manuel de la Cruz, presidente de Banco Santander, explicó que las utilidades alcanzaron ese crecimiento en medio de la coyuntura actual, gracias a que la entidad tiene una cartera muy resiliente, producto de la tipología de cliente que tiene el banco, la estrategia con la que se venía trabajando previo al covid-19 y los alivios que se ofrecieron a los clientes.

Mientras que los bancos que jalonaron la reducción de las utilidades de las entidades extranjeras al cierre del séptimo mes del año, frente al mismo periodo de 2019, fueron Itaú Corpbanca Colombia, con -681,8%; Scotiabank Colpatria, con -150,5%; y Banco Multibank, con -100,0%, aunque hay que recordar que en el caso de este último vendió a Coltefinanciera su cartera de libre inversión y Pyme, además de varios de sus pasivos, como los de ahorros en CDT.

Álvaro Pimentel, presidente de Banco Itaú Colombia, aseguró que en el caso de la entidad que él dirige “la pérdida contable es resultante de un ajuste en la valoración de nuestro ‘goodwill’ y activos intangibles producto especialmente de la adquisición de Helm Bank en 2013. Este ajuste contable por $749.000 millones tuvo el objetivo de reflejar las perspectivas económicas durante y después del covid-19. Dicho ajuste contable, no recurrente, sin efecto en caja, no afecta la liquidez, la solidez o el perfil de riesgo de Itaú Colombia”.

Respecto a la caída en las ganancias que anotó Scotiabank Colpatria, Diana Ordóñez, vicepresidenta financiera de la compañía, explicó que las utilidades de la entidad han tenido una afectación principalmente por las mayores provisiones de crédito que el banco ha constituido de manera “anticipada y proactiva”, debido a los efectos futuros que pueda llegar a tener el covid-19 en la situación financiera de los clientes.

A esto se le suma que Scotiabank Colpatria “ha venido realizando grandes inversiones en el último año, a raíz de la reciente adquisición para la integración de plataformas, unificación de los servicios y para garantizar la experiencia de sus clientes”, añadió Ordóñez.

Continuando con el análisis de las otras entidades bancarias que anotaron un desplome en materia de utilidades a julio de este año se encuentran Bbva Colombia, con una reducción de 21,7%; GNB Sudameris, con -11,6,9%; y Banco Falabella, con -10,7% (ver gráfico).

Con base en los resultados hasta ahora alcanzados, Bbva Colombia compartió que “anticipan un cierre de año complejo y estamos a la espera de la evolución de la capacidad de pago de los clientes, teniendo en cuenta que en este último trimestre se deben retomar los pagos de las obligaciones aliviadas”.

Alfredo Barragán, experto en banca de la Universidad de los Andes, explicó que la disminución en materia de utilidades registradas por los bancos extranjeros frente a los nacionales, se debe a que hay dos entidades extranjeras que se destacaron por sus pérdidas, lo cual impacta la totalidad global. A esto se le suma que “tienen alta cartera en el segmento de personas y han tenido que disponer las provisiones pertinentes, lo cual impacta en el corto plazo sus beneficios”, agregó el experto.

El futuro de las utilidades
Partiendo de este panorama que hasta ahora han enfrentado los bancos extranjeros que operan en el país, Barragán aseguró que frente al futuro se observa que las entidades extranjeras se están anticipando, pero se registrarán tiempos mejores.

En línea con esto, Pimentel aseguró que “fruto de la coyuntura esperamos un impacto en indicadores como la calidad de la cartera y el crecimiento de esta que podrían implicar mayores provisiones antes del cierre del año. Afortunadamente en Itaú tenemos las herramientas para sortear esta situación. (...) Esto nos permite estar preparados para apoyar a nuestros clientes y al país en el proceso de recuperación económica”, afirmó Pimental.

LOS CONTRASTES

  • Álvaro PimentelPresidente de Banco Itaú Colombia

    “Fruto de la coyuntura esperamos un impacto en indicadores como la calidad de la cartera y el crecimiento de esta que podrían implicar mayores provisiones antes del cierre del año”.

  • Manuel de la Cruz Presidente del Banco Santander

    “El sistema financiero no ha registrado totalmente el impacto de la situación que estamos viviendo por el covid-19. Esto se reflejará de forma muy importante en el primer semestre de 2021”.

Por su parte, De la Cruz aseguró que Banco Santander está por encima de los niveles previos de la pandemia en la actualidad. Sin embargo, al analizar lo que le está pasando al sistema financiero en general se evidencia que el impacto total de la situación que se está viviendo con el nuevo coronavirus aún no se ha registrado.

“Esto se va a reflejar de forma muy importante en el primer semestre de 2021, por lo que hemos estimado que para que el sistema recupere los niveles de actividad que tenía antes de la pandemia no será antes de 2022. Todo dependerá de la dinámica de la economía, ya que si el empleo mejora, la inversión del sector público y privado aumenta, pues el sistema financiero tendrá más campo de acción en ese momento”, añadió De la Cruz.

Desde el Banco Bbva comparten esta visión sobre el futuro del sistema. La entidad detalló que “para el próximo año anticipamos un período de estabilización y por lo tanto, visualizamos algunos retos en materia de resultados, por tanto estimamos que será hasta 2022 que podamos alcanzar los niveles previos a la pandemia”.

Los bancos que registraron las mayores ganancias a julio
De acuerdo con el reporte de la Superintendencia Financiera, Citibank, Bbva Colombia y GNB Sudameris fueron las que más ganaron al cierre de julio. Estas entidades registraron utilidades de $354.392 millones, $330.955 millones y $136.830 millones, respectivamente. Las otras entidades que también registraron ganancias fueron Banco Falabella ($49.171 millones) y Banco Santander ($10.258 millones). Mientras que Banco Pichincha, Scotiabank Colpatria e Itaú Corpbanca Colombia fueron los que anotaron pérdidas.