Este viernes, el DANE revelará la cifra de crecimiento económico del país durante el segundo trimestre del año y las proyecciones no arrojan números positivos

Juan Sebastian Amaya

Después de varios repuntes, la semana anterior terminó con un alza de $42,8 en el precio del dólar y una cotización de $3.769. Para esta semana, los analistas consultados por LR proyectan que la divisa estadounidense no presentará cambios importantes y se negociará en promedio a $3.774, es decir, ven un leve incremento de $5.

En principio, los expertos explican que la incertidumbre que continúa generando el plan de estímulos económicos en Estados Unidos es el principal aspecto que tendrá en cuenta el mercado y que daría pie para una nueva tendencia del dólar.

El analista de Fiduprevisora Gabriel Fernando Granados señaló que para el escenario de esta semana espera que sea un periodo relativamente tranquilo, especialmente, porque el paquete de apoyo en Estados Unidos prolongará los buenos resultados de los mercados en general.

“En cuanto a publicaciones macroeconómicas, se esperan datos de producción industrial en la Zona Euro, China y EE.UU., IPC en China y EE.UU., y hacia el final de la semana una segunda revisión del PIB en la Zona Euro, lo que será vital para detallar la evolución de la economía global en medio de la pandemia”, añadió.

En el contexto local, Granados recordó que el mercado espera los resultados del crecimiento económico del país durante el segundo trimestre y el desarrollo del número de casos de contagio con covid-19.

“Persiste una mayor incertidumbre, las mayores noticias vendrían en cuanto al avance en el número de casos y la publicación del PIB el viernes”, dijo.

En ese sentido, la analista de Fiduciaria Central, Camila Martínez, puntualizó que las proyecciones de los analistas esperan una variación anual negativa para este periodo, como consecuencia de la cuarentena nacional.

“Esto último podría generar volatilidades en los activos colombianos ante mayor incertidumbre en el mercado”, reseñó Martínez.

El gerente de portafolio en Colfondos, Andrés Herrera, agregó que la inflación en julio sorprendió al alza, en línea con un incremento de las tarifas de servicios públicos, transporte, restaurantes y hoteles, lo que evidencia la disposición de los consumidores a reanudar su comportamiento precovid y da señales optimistas para la recuperación económica.

Sin embargo, Herrera advirtió que el Banco de la República continúa siendo pesimista en su mensaje y los pronósticos publicados en el Informe de Política Monetaria evidencian que la economía podría contraerse este año aún más de lo estimado anteriormente (-8,8%).

“Bajo este escenario, continuamos viendo un potencial de valorización del mercado de TES, en línea con las expectativas de un recorte adicional que podría darse en septiembre frente a lo estimado previamente. La tasa de cambio ha sido una importante válvula de escape de los activos locales, por lo cual podría acercarse a $3.800”, dijo.

Petróleo WTI seguiría por encima de US$42
Según el sondeo realizado por LR, los analistas proyectan que el buen comportamiento que los precios del petróleo han sostenido durante los últimos días continuará y, por ejemplo, el referencial internacional WTI se ubicará en promedio a US$42 por barril.

“Los precios del crudo han subido tras los datos de solicitudes de desempleo mejores de lo esperado. La economía de EE.UU. parece ir en la dirección correcta una vez más y esto debería mejorar las expectativas de demanda. Con esto, el crudo WTI podría estar formando un nuevo rango de negociación entre US$42 y US$44,5”, dijo Edward Moya, analista de Oanda.