.
TRANSPORTE Zona Franca de Bogotá resaltó el papel de las zonas francas en distribución de vacunas
jueves, 18 de febrero de 2021

Las primeras 50.000 dosis de vacunas llegaron a una bodega de almacenaje de 2.084 metros cuadrados en la Zona Franca de Bogotá

Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Tras la llegada de las primeras dosis de vacunas covid-19, la Zona Franca de Bogotá señaló que el almacenamiento y distribución será el reto logístico más grande que tendrá que enfrentar Colombia y el mundo entero, proceso en el que las zonas francas serán aliadas principales.

“Las Zonas Francas tenemos un papel importante que jugar para contribuir con la infraestructura y procedimientos aduaneros, en la sincronización de la filigrana logística que exigen las vacunas con respecto a la infraestructura de cadena de frío, confiabilidad eléctrica, seguridad física, entre otros", comentó el gerente general de la Zona Franca de Bogotá, Diego Vargas.

En esta ocasión, las primeras 50.000 dosis de vacunas Pfizer llegaron a una bodega de almacenaje de 2.084 metros cuadrados en la Zona Franca de Bogotá para luego ser distribuidas a las demás ciudades.

Según comentó Vargas, uno de los elementos que permitió la llegada de las vacunas al país fueron las “las zonas francas permanentes especiales, un activo estratégico del país. Gracias a este régimen, se hacen viables los proyectos de innovación científica y médica. Esta pandemia nos ratificó la importancia de seguir fortaleciendo estos mecanismos”.

Gracias a procedimientos concertados con las autoridades sanitarias y aduaneras se recibieron y se está realizando la debida distribución de las vacunas a los lugares de aplicación.

El gerente también resaltó que el régimen franco sigue protagonizando la logística de abastecimiento primario del mundo, con lo que la llegada de las vacunas al país demostró el valor tras esta facilitación del comercio.

“Aprovechamos el espacio que tienen la zona franca y en especial toda la tecnología e infraestructura del Grupo ZFB, para que se puedan cumplir todas las operaciones en materia de logística”, sostuvo Vargas.

Actualmente, la Zona Franca de Bogotá opera ocho de las 14 zonas francas especiales de salud en el país, 57% del total de zonas francas especiales en ese sector, lo que, según el gerente, responde a los incentivos tributarios, aduaneros y de comercio exterior.

"Los prestadores de servicios de salud que operan desde las zonas francas son más competitivos desde el punto de vista fiscal, puesto que en la actualidad tienen un impuesto de renta que es inferior en un 50% respecto del que se aplica en el resto del territorio nacional. De igual manera, son exentas en IVA para la compra de materias primas, así como también en el diferimiento de los impuestos y derechos a las importaciones", concluyó.