Un estudio de Bain & Company develó que los almacenes low cost han sido los más utilizados por las personas para abastecerse

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

La pandemia ha dejado diversas enseñanzas en el mundo y desarrollos como el del comercio electrónico, pues 95% de las personas que lo han utilizado afirman que mantendrán el hábito de compra después de la pandemia, según información del estudio ‘Consumer Pulse’, elaborado por Bain & Company.

En el estudio también se develó que 35% de las personas de bajos recursos que utilizan el canal de compra, aseguraron que cambiarían los canales tradicionales de compra por las compras en línea y pedir para llevar.

En el caso de los consumidores de mayores ingresos, la tendencia de cambio de canales tradicionales al comercio electrónico aumentó a 70%.
Diego Santamaria, socio de Bain & Company Colombia, afirmó que “de forma generalizada estamos viendo una tendencia a reemplazar los canales tradicionales de compra por aquellos en los cuales se evite salir de casa o el contacto físico con otras personas. Esta tendencia se refleja más en la población joven, de los cuales 49% asegura haber cambiado sus canales de compra durante la pandemia”.

También se ha visto que las personas han buscado marcas que aunque no son tan conocidas, brindan un mayor valor por menos dinero, frente a las marcas tradicionales. Por lo que los lowcosts han liderado. D1, primero en la lista con 67% de uso es seguido por Justo & Bueno con 48% y Éxito con 45%.

Rappi y Whastapp también ha sido usado por 40% de los encuestados para hacer compras, de los que 41% dijo haber incrementado el uso de la startup colombiana, 39% WhatsApp y 32% Mercado Libre.