Procter & Gamble, Burger King y Airbnb fueron tres compañías que aprovecharon las oportunidades en momentos económicos retadores

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

En 1837, mientras EE.UU. enfrentaba una depresión económica que duró cinco años, los cuñados William Procter y James Gamble decidieron unirse para formar lo que hoy conocemos como Procter & Gamble. La compañía empezó a crecer tras firmar un contrato para abastecer a uno de los bandos enfrentados en la Guerra Civil estadounidense.

“Voy a comer en Insta-Burger King”. Esa sería una frase que una persona usaría en 1953, cuando fue creado el predecesor de la franquicia de hamburgueserías Burger-King. La marca nació durante la recesión estadounidense tras la Guerra de Corea de la mano de Keith Kramer y Matthew Burns, quienes abrieron el primer local de su restaurante en Jacksonville (Florida, EE.UU.). La compañía se llamaba Insta-Burger King debido a que su modelo de producción estaba centrado en un horno llamado "Insta-Broiler".

Es paradójico que este gigante del turismo que nació en medio de una crisis se esté viendo afectado por la crisis actual. Se trata de Airbnb, la plataforma para reservar alojamiento a nivel mundial que nació en la crisis financiera de 2008 tras el colapso de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos. La idea surgió de Joe Gebbia y Brian Chesky, quienes idearon un portal web para alquilar camas en su vivienda con el concepto "Air bed and breakfast" (Cama inflable y desayuno), es decir, Airbnb.