.
INDUSTRIA Según Bruce Mac Master, la entrada de acero de países no TLC ha aumentado
lunes, 17 de diciembre de 2018

El presidente de la Andi pidió más protección para la producción nacional

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co

Una de las políticas comerciales establecidas este año por el gobierno de Donald Trump fue el alza de aranceles a la importación en Estados Unidos de metales como el acero, alcanzando 25%; y del aluminio, en 10%. Este fue uno de los motivos por los que las compañías que suplían de esta materia prima al país norteamericano buscaron en Colombia un refugio, que a pesar de presentar aranceles, son más bajos que los anunciados por el mandatario estadounidense.

Esta realidad ha generado alarmas en la industria en general, sumado al hecho de que la imposición de aranceles también ha afectado a las empresas que exportan el metal desde Colombia hacia el mercado de Estados Unidos. Bruce Mac Master, presidente de la Andi, explicó las consecuencias que ha tenido esta medida en Fedemetal y en el Comité Colombiano de Acero.

¿Han servido las medidas antidumping para proteger a los productores locales de acero de la importación masiva causada por los aranceles en Estados Unidos?

La industria nacional reunida en el Comité Colombiano del Acero solicitó formalmente la adopción de una medida de salvaguardia al amparo del Decreto 1407 de 1999, que corrija las graves distorsiones causadas por la Guerra Comercial en el sector siderúrgico mundial y que amenaza seriamente la sostenibilidad de la industria colombiana. Por mi parte también he enviado cartas al gobierno anterior y a este, llamando la atención sobre el daño que las medidas tomadas por el gobierno norteamericano producen a nuestra industria, al igual que sobre los riesgos de las “desviaciones de Comercio” para el país.

La medida solicitada por el Comité, busca igualar las condiciones de competencia desleal para las barras corrugadas que representan el 74% de la producción nacional y que en la actualidad no cuentan con ninguna medida de defensa comercial.

La Cámara Fedemetal, a diferencia del Comité Colombiano del Acero, reúne
las empresas exportadoras. Cuenta con medidas que han sido útiles, aunque no suficientes, para defenderse de la desviación de comercio como la medida antidumping sobre la lámina lisa galvanizada, contra las importaciones provenientes de China y medida antidumping sobre las importaciones de los tubos petroleros Casing y Tubing provenientes de China. También, se encuentra la medida provisional antidumping sobre las importaciones de los tubos no petroleros soldados menores a 16" provenientes de China -Cable de acero, torón para concreto proveniente de China.

Estas medidas se tomaron en forma independiente de la 232 y se han tomado específicamente contra las importaciones a precio de dumping de China, pero su objetivo no era defenderse de la desviación de comercio generada como consecuencia de la 232.

¿Cuántas empresas locales se ven afectadas por el fenómeno causado por la guerra comercial?

La cinco únicas siderúrgicas que producen aceros largos en Colombia y que representan el 100% de la producción nacional ya empiezan a verse seriamente afectadas por los efectos de la guerra comercial. Por su parte en nuestro país, las importaciones de barras de acero para refuerzo de concreto originarias de países No TLC (entre los que se destaca Turquía), han aumentado en 48% entre enero-septiembre de 2018 frente al mismo período de 2017. Y precios a la baja en más de un 15% los cuales han caído más de $104 usd/ton.

Esto sin duda no son buenas señales, en la medida en que también se prevé que seguirán aumentando los precios de las materias primas y en esa misma línea los costos de producción.

Así mismo, esta industria genera en Colombia 45.000 empleos directos e indirectos en las principales regiones del país. Y junto con la cadena metalmecánica representa el 10.6% del PIB industrial.

¿Qué medidas se deben adoptar para proteger a la industria local?

Luego de las medidas impuestas por Estados Unidos, los principales productores mundiales de acero activaron rápidamente medidas de salvaguardia o de defensa comercial, especialmente la salvaguardia OMC para blindar a sus industrias nacionales del desvío de comercio desleal.

La Unión Europea, Canadá, Sudáfrica y Costa Rica, ya han impuesto medidas de salvaguardia OMC a todo el universo arancelario de este sector. Australia y Taiwán han activado instrumentos de defensa comercial como derechos antidumping y compensatorios, México incrementó sus aranceles NMF. Turquía decide adoptar una medida de salvaguardia el pasado mes de septiembre.

En ese sentido la solicitud de la industria nacional es la aplicación de medidas de defensa en nuestro país focalizadas en las importaciones de países No TLC que son las que ya están amenazando la viabilidad de la industria nacional.

¿Cuáles son los principales destinos a los que Colombia exporta su acero y aluminio?
Para el caso de las empresas de la Cámara Fedemetal, en los productos de acero, el principal mercado es el de Estados Unidos con 55% del total exportado al mundo, mercado que costó muchos años conquistar y que ahora está en riesgo, por la imposición de aranceles bajo la medida 232. Le siguen Brasil con 10%, México con 9%, Venezuela 7%, Ecuador 5% y Bolivia 4%.

A los Estados Unidos, Colombia le exporta tubería petrolera y lámina
galvanizada, principalmente. Si bien en las cifras totales todavía se ve un aumento de 24% en el capítulo de aceros, y de más del 53% en el crecimiento de las exportaciones FOB en tubería, en los últimos meses. Como consecuencia de haber entrado en vigor la mencionada medida 232 a partir del segundo trimestre del año, las exportaciones, especialmente de lámina han descendido y el efecto negativo se verá con el cierre del año. Por eso se solicita que Colombia sea retirada de la medida, ya que cumple todos los requisitos para dicha exclusión.

¿Cuáles son las consecuencias comerciales de no frenar el ingreso masivo de acero y aluminio al país?
El riesgo de no aplicar medidas correctivas rápidamente representa una amenaza para la industria la cual llegará a depender exclusivamente de exportaciones de países como China Turquía o Ucrania, que desplazarán no solo a los productores nacionales sino a otros importadores. No solamente se va afectar la industria nacional cuya producción decrece en -10%, sino el empleo local y el abastecimiento de los demás eslabones de la cadena que utilizan el acero como insumo, ya que generará una altísima dependencia del
producto importado.

Así mismo, se pondrán en riesgo las grandes inversiones que ya han venido realizando la industria siderúrgica, como también la inversión de US$100 millones de la nueva planta Green Field de Ternium en el municipio Palmar de Valera que la compañía tiene planeado poner en marcha en el 2019.

Para el caso de la Cámara Fedemetal La industria productora de aceros planos muestra una caída de la producción de 20% para el periodo 2017 -2018, mientras que la demanda se contrajo a 8%.

Las importaciones disminuyeron también en 8%, mostrando claramente que la mayor afectación la sufre la industria instalada en Colombia, generadora de empleo y valor agregado. En el caso del aluminio, se está aumentando el contrabando técnico, al estar ingresando como aluminio aleado, productos que no lo son y que son parte de la desviación de comercio.

MÁS DE EMPRESAS

Educación 21/09/2021 Más de 1.500 docentes participarán en encuentro de la Fundación Telefónica Movistar

El evento busca contribuir al fortalecimiento de las competencias ciudadanas y habilidades socioemocionales en las aulas de clase

Contenido patrocinado 20/09/2021 Esenttia anunció la construcción de una nueva planta de resinas plásticas recicladas

Entrará en funcionamiento en 2022 y les permitirá ampliar su oferta al tiempo que aportan al cuidado del medio ambiente

MÁS EMPRESAS