En 1921 la cadena de restaurantes texana Pig Stand abrió su primer drive-in en la carretera que conectaba a Dallas con Fort Worth

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Sin el drive-in no tendríamos drive-thru. Pero, ¿cómo nacieron estos primeros lugares? En los restaurantes de carretera surgió la idea de llegar en el carro y comer en él. De hecho, en 1921 la cadena de restaurantes texana Pig Stand abrió su primer drive-in en la carretera que conectaba a Dallas con Fort Worth. ¿Cómo funcionaba este servicio? Las camareras tomaban las órdenes de los ocupantes de los carros que parqueaban y les servían los pedidos en bandejas que se enganchaban en las puertas del carro. El sistema evolucionó en los años 50, pues muchos de los restaurantes de tipo drive-in instalaron una especie de teléfonos para que los clientes se pudieran comunicar con las camareras sin bajarse de sus carros.

Gracias a eso, los restaurantes de comida rápida desarrollaron el concepto drive-thru durante los años 50 y los 60. El primero en hacerlo fue Red's Giant Hamburg, que instaló un drive-thru en un restaurante, en 1947. Le siguió en 1948 un local en California, llamado In-nOut. Tras eso, cadenas como Jack-in-the-Box, Wendy’s o Wienerschnitzel fueron los primeros en implementar el modelo. Aunque muchos creen que McDonald's fue la marca pionera en los drive-thru, no adoptó hasta mediados de los años 70 el sistema.

A pesar de que el drive-thru es un sistema reconocido en la industria de los restaurantes, realmente es un modelo que se originó en el sector bancario en los años 30. Esto fue gracias a una sucursal de la Grand National Bank of St. Louis, Missouri, que fue el primer local que incorporó unas ventanillas de atención a sus usuarios sin que tuviesen que bajarse del coche. En esa época el sistema solo permitía hacer consignaciones en la cuenta del cliente. La idea era que la gente no perdiese tiempo parqueando y bajándose del auto para entrar y esperar en la fila solo para hacer esa transacción. En esa época no existía el interfono para comunicar al cajero con el cliente, por lo que el empleado del banco hablaba directamente con el conductor.