Karen Abudinen, ministra de las TIC, fue la panelista que inauguró el Foro LR “Mujeres, el motor de la industria tecnológica”

Laura Vita Mesa - lvita@larepublica.com.co

Para discutir la importancia de la participación femenina en el la industria tecnológica, se dieron cita en el Foro LR “Mujeres, el motor de la industria tecnológica” cuatro destacadas representantes del sector: Karen Abudinen, ministra de las TIC; Ángela María Orozco, ministra de Transporte; Tatyana Orozco, vicepresidente de Asuntos Corporativos en el Grupo Sura; y Cristina Ruiz, CEO de Minsait.

Abudinen, la primera panelista en intervenir, dijo que "este es un momento histórico porque hoy vemos que las mujeres hemos ido creciendo en la industria de la tecnología. En el Ministerio de TIC cada que hablo tengo más mujeres empoderadas en tecnología, en creer que este sector no es un aparato, sino un sector de oportunidades para todos los colombianos, donde podemos cumplir nuestros sueños".

Así mismo, recordó que cuando el Presidente Iván Duque la nombró en el cargo se dijo a sí misma que "parte del trabajo que tengo que hacer es incentivar que más mujeres entren a este sector, en el que no podemos desconocer que solo 25% de los puestos de trabajo son ocupados por mujeres". La ministra anotó que la misma situación se presenta en las ingenierías, en las que solo 33% de las personas que se gradúan son mujeres, por lo que recalcó la importancia de tomar acciones concretas para empoderar a las mujeres en la tecnología.

Sobre esas acciones Abudinen destacó el programa TIC Mujer, "que ayuda a que las mujeres nos apropiemos de las TIC, y con el que queremos que 10.000 mujeres se empoderen de las tecnologías y sean muliplicadoras de este conocimiento. Hoy las tecnologías nos permiten acceder a educación, salud, comercio, por eso cada día es más importante que nosotras nos empoderemos de la tecnología, nos quitemos los mitos y sepamos que tenemos las capacidades para generar transformación", dijo.

Otro programa que destacó la titular de la cartera es Hacker Girls, "que busca apoyar y generar espacios de educación y oportunidades para las mujeres basados en el conocimiento asociado a ciberseguridad" a través de bootcamps y otras herramientas. Además, Abudinen recordó que en agosto se abrirá la convocatoria ciberwomen, para que 100 mujeres entren al programa de ciberseguridad.

La ministra, además, dijo que "tenemos el sueño de llegar a 100.000 jóvenes desarrolladores, pero queremos que al menos 50% sean mujeres, porque nosotras podemos generar desarrollo. Ese programa lo vamos a anunciar pronto, y vamos a hacer una primera fase con 1.000 jóvenes, de las cuales 500 serán mujeres, y la invitación a participar está abierta, porque la tecnología no es de hombres, es de todos".

Además, resaltó el programa de tiendas virtuales, que permite que pequeñas y medianas empresarias muestren su talento en una tienda virtual. "A veces hacemos distintas cosas y necesitamos mostrarlo al mundo, y para eso tenemos el programa donde hacemos acompañamiento, no solo en tecnología, sino también para fortalecer y dar sostenibilidad a las tiendas virtuales. De los 4.000 que queremos beneficiar, queremos que 2.000 sean mujeres, las invitamos a vincularse".

La ministra, además, se refirió al programa de 500.000 nuevos hogares y al de zonas wifi en zonas apartadas. "Ahí hay que saber que la conectividad permite equidad, y eso genera que en una casa viven mínimo dos mujeres, entonces eso permite que se apropien de tecnología. Por eso queremos llegar no solo con conectividad sino con tecnología, para que tengamos una conectividad con sentido, porque no sirve conectar si no logramos que las mujeres se apropien de la tecnología y vean en ella oportunidades de transformación".

Finalmente, Abudinen concluyó que "hay que soñar en grande para hacer cosas grandes. Los riesgos traen oportunidades y la tecnología genera equidad, entonces quiero invitar a las mujeres a soñar en grande, los obstáculos se los pone uno mismo, y queremos que las mujeres se involucren, porque acá hay oportunidades de desarrollo, porque el mundo esta conectado".