Pepsico fortalece su e-commerce para mitigar el impacto del covid-19. Con esta estrategia, el canal llegaría a pesar 6% de las ventas

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Los hábitos de consumo han cambiado por el coronavirus. Es por esto que las empresas decidieron fortalecer sus canales digitales y analizar las nuevas necesidades del consumidor. PepsiCo ha notado que el canal tradicional se ha visto debilitado y que las personas buscan ahora las presentaciones más grandes, pues siempre están en el hogar.

Así lo indicó Gustavo Salas, gerente de PepsiCo Alimentos, quien agregó que la digitalización de la compañía estará lista en 2023 y que el e-commerce se triplicará en los próximos dos años.

¿Qué medidas han tomado frente covid-19?
Los que pueden hacen teletrabajo, también hay medidas de distanciamientos social en la parte de manufactura e ingeniería. Se tomaron varias medidas para asegurar la continuidad de la operación. Hemos trabajado cerca a los proveedores y agricultores para asegurar su salud y seguir con la producción. Adaptamos nuestro e-commerce y actualizamos nuestra oferta en todas las plataformas de domicilio. Hemos podido operar y tenemos una fuerza financiera sólida.

¿Cómo iba la empresa en enero y febrero?
Veníamos creciendo a doble dígito, por encima del estimado y ganando participación en el mercado.

¿Cómo han visto la demanda de sus productos?
Hubo un cierre entre 15% y 30% en los canales tradicionales que atendemos como motivo de la contingencia. Al principio hubo un alza en las ventas en las grandes superficies. El volumen fue migrando a lo minimercados y discounters. Antes se compraban productos para consumo individual, ahora se compran presentaciones de multisurtidos o multipaquete. Hubo una migración hacia las presentaciones de bolsa más grandes, que son las que se compran normalmente en ocasiones para compartir.

¿Cuánto representaba el e-commerce en la empresa y cuánto esperan a que llegue a representar?
El e-commerce representa entre un 2% y 3%. Lo que estamos viendo es que se va a duplicar y puede llegar a 6%. Creemos que en los próximos dos años puede llegar a 15%. Se adelantó la tendencia tres años. Eso incluye la parte de domicilios. Cuando terminemos esto, esta parte del negocio terminará como creíamos que iba a finalizar 2024.

¿Cómo ven la recuperación del consumo?
Lo que muestran los estudios es que en las dos últimas crisis que hemos tenido en Colombia es que el consumo se recupera entre dos y tres años. Depende mucho entre categorías, van haber industrias que demorarán mucho más en recuperarse como las de entretenimiento, restaurantes y rumba. Las categorías de consumo como alimentos se recuperan más rápido. La recuperación va a ser en función de lo que ofrezcan las empresas. Un consumidor que va a tener una economía apretada, va a buscar valor y productos locales. Las empresas que entiendan esto se recuperarán más rápido de la crisis.

¿Qué categorías han tenido mejor dinámica?
La categoría de repostería es la que se ha visto más movida como galletas y algunos segmentos de pasabocas tienen mejor comportamiento. Tenemos más de 400 referencias. De manera deliberada tuvimos que reducir el portafolio en una primera fase, no por la demanda, sino por los protocolos de seguridad.
Una vez se regrese a la “nueva normalidad” tendremos un portafolio que va a ir ajustado a esas nuevas necesidades.

¿La pandemia aceleró la digitalización en el agro?
La digitalización va a ser en toda la cadena de suministro. Creemos que es un proceso que nos a llevar tres años más. En 2023 terminaremos nuestro proceso de digitalización de toda la empresa.

¿Cuántos productores benefician en el país?
La cantidad de papa que compramos representa 28% de toda la producción que hay para consumo industrial. Somos el mayor comprador de papa y plátano del país.

En cinco años empaques serán reciclables
El reciclaje se ha convertido en una prioridad para Pepsico. La multinacional se ha trazado importantes metas como reducir en 35% el plástico virgen que se utiliza en su portafolio de bebidas, incrementar en 25% el material reciclado en todos sus empaques plásticos y diseñar 100% de sus empaques para que sean reciclables, biodegradables o compostables. Todas estas metas para 2025. Según el Banco Mundial, para 2050 los desechos crecerán alrededor de 70%, respecto a los niveles actuales por lo que la apuesta es a mitigar ese impacto.