El instituto cumple 80 años en Colombia, con la operación más grande de la región y el mayor número de estudiantes

Jorge Hernán Peláez

Una de las instituciones más importantes en Colombia para estudiar inglés es el British Council, no solo por su prestigio y apoyo del gobierno británico, sino porque sus eventos culturales están en la mente de los consumidores. Al Paredón habló con Tom Miscioscia, director del British Council en Colombia sobre los planes de la entidad y sus resultados.

Están celebrando 80 años en Colombia, ¿cómo ha sido la historia?
Celebramos nuestro 80 aniversario en el país. Este es uno de los British Council más antiguo del mundo. De hecho, realmente abrimos en el período de entre guerra, solo hubo un puñado de otras operaciones que estaban abiertas en todo el mundo. Y a lo largo de esos 80 años, nos hemos convertido en el British Council más grande de América, más grande que el de México o Brasil.

Creemos que la razón es, no solo porque Colombia es un lugar fantástico para trabajar, sino también por la historia de la conexión que existe entre el Reino Unido y Colombia, y por la historia que tenemos como organización aquí.

¿Cómo ha sido la evolución en cuanto a estudiantes?
Cuando empezamos en Colombia en 1939, solo teníamos alrededor de 400 estudiantes que venían a nuestro centro de idiomas, ahora tenemos aproximadamente 15.000 estudiantes que realmente toman cursos de idiomas con nosotros. Cuando comenzamos, solo entregamos alrededor de 190 exámenes en nuestro primer año, solo en Bogotá, y ahora realizamos cerca de 60.000 exámenes en toda Colombia.

¿Cree que Colombia tiene buenas escuelas para enseñar inglés?
Creo que es un muy buen punto. Pienso que el inglés como idioma tiene, por supuesto, una conexión natural con el Reino Unido, pero es casi de propiedad mundial, quiero decir que el inglés es la lengua franca en todo el mundo, es el idioma de los negocios, el lenguaje de la tecnología, es el idioma de viaje, por lo que tiene toda la razón cuando dice que, si desea trabajar y estudiar en el extranjero, a nivel internacional, debe tener un nivel de inglés decente.

Colombia ha estado, a nivel gubernamental, impulsando fondos para tratar de mejorar el bilingüismo en el sector público en todas las escuelas y universidades y, como British Council, estamos muy contentos de poder apoyar a ese nivel también. Pero reconocemos que muchos ciudadanos individuales también quieren mejorar lo que podrían obtener, o los niños podrían obtener, a través de la educación, a través de la educación estándar, ya sea privada o pública, y es por eso que también dirigimos centros de enseñanza donde ofrecemos cursos privados de idiomas para, como decía, hasta los 15.000 estudiantes en Bogotá.

¿Cómo manejar esa dificultad de escuchar y ver el inglés americano, pero que le enseñen el británico?
Cuando viajas de Colombia o a Chile, tengo que ser sincero, no puedo entender a los chilenos cuando hablan español y, a veces, a los argentinos tampoco por los acentos. Lo mismo sucede con el inglés. Por supuesto, cuando viajas a diferentes partes del mundo hay diferentes acentos, diferentes palabras que usan, diferentes slangs, y sabes, eso es parte del proceso de aprendizaje para alguien que está empezando a aprender inglés desde cero. Diría que en nuestro centro de enseñanza aquí en Bogotá tenemos una mezcla real de hablantes nativos de una amplia gama de países, así que, por supuesto, tenemos hablantes nativos británicos, tenemos profesores colombianos que, un poco como usted, han aprendido inglés a un nivel muy alto y en realidad también tienen un alto nivel de cualificación docente.

¿Cuáles son esos otros servicios que ofrece el British Council?
Creo que, básicamente, lo que hace diferente a British Council es que no somos solo un centro de idiomas, por lo que no tenemos fines de lucro y creo que es muy importante que nuestros estudiantes lo sepan; que, esencialmente, cada libra o peso que generamos es reinvertido en nuestro Lunes Blanco (White Monday), que es nuestro edificio de confianza y conocimiento y comprensión amistosa entre el Reino Unido y, en este caso, Colombia. Operamos y lo hacemos en más de 100 países de todo el mundo.

Esencialmente lo que hacemos, lo describimos como relaciones culturales, y eso significa que a través de lo mejor del Reino Unido en artes, educación, inglés por supuesto, exámenes y lo que llamamos sociedad, que básicamente funciona fuera de la educación formal, ayudamos a conectar al Reino Unido con otros países alrededor del mundo y construyan relaciones entre personas y personas, en este caso entre Colombia y el Reino Unido.

¿Cómo ve usted en el futuro próximo el aprendizaje por medio de la tecnología?
El mundo avanza demasiado rápido. El British Council ha desarrollado el primer centro de aprendizaje del idioma inglés a distancia. En Bueno Aires tenemos un centro a distancia que está educando a cada una de las escuelas primarias en Uruguay que están ligadas al plan de educación de calidad del gobierno de este país, llevando de esta forma clases a estudiantes de primaria para que puedan aprender la lengua. Esto lo vemos como un desarrollo que es interesante para el resto del mundo. Recientemente el gobierno de Argentina nos pidió el centro de aprendizaje a distancia para enseñarles español a refugiados que llegaban del oriente medio. La tecnología que estamos usando se está convirtiendo en objeto de interés para todo un rango de propósitos.

¿Qué pasará con todos los profesores y con el resto del personal de trabajo de los British Council de los países que se encuentran en Europa con el Brexit?
No quiero involucrarme en el lado político del debate del Brexit, más aún teniendo en cuenta todos los aspectos inciertos que hay hasta el momento, pero que ojalá puedan aclarase un poco en las próximas semanas con todos los avances a nivel político que se han hecho al respecto.

El British Council tiene una fuerza móvil de trabajo a nivel mundial, y es claro que el Brexit llevará a algunos cambios, y nosotros tendremos que alinearnos a los cambios que arrojen las negociaciones. Pero pienso que a pesar de que el British Council haga parte del proceso de negociaciones del Brexit, es importante resaltar que el Reino Unido está abierto a los negocios, al aprendizaje, a los viajes, y diría que nuestro rol es llevar lo mejor del Reino Unido a los otros países a donde vamos a trabajar. Esto es una vitrina de lo que tenemos para ofrecer.

¿Usted ve cercana la posibilidad de que personas aprendan otro idioma interactuando desde sus celulares o tabletas con un robot?
Pienso que eso eventualmente sucederá, pero no creo que pase en los próximos años. Siendo un europeo que vive en Colombia, he notado el aumento en la cantidad de turistas que vienen y que al no hablar español, utilizan sus celulares para hacerse entender y poder aprovechar todas las cosas maravillosas que este país tiene por ofrecer. Pienso que esto es el comienzo de lo que usted menciona, y que a partir de ahí solo habrá mejoras.