.
EMPRESAS Google quiere lanzar su propio carro con conducción automática
lunes, 26 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Google quiere lanzar al mercado sus propios coches sin conductor. Hasta el momento la compañía de Mountain View ha estado trabajando junto con otras compañías de automóviles para incorporar el software de autoconducción en determinados modelos de coches. Sin embargo Google desea embarcarse más de lleno en el proyecto y diseñar sus propios vehículos.

Según lo publicado en el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, Google tiene planes muy ambiciosos en el terreno automovilístico. La compañía de Mountain View se ve como un pionero en este campo y en 2017 podría lanzar coches con autocontrol. Uno de los fundadores de Google, Sergey Bin, declaró al diario alemán que Google no es propietaria de un automóvil y desea construir uno propio en vez de colaborar con otros fabricantes de coches.
 
La compañía ya ha empezado a presionar a los fabricantes de vehículos para que incluyan tecnologías de auto-conducción y se pongan en marcha las leyes reguladoras para este sistema. Algunos fabricantes como la propietaria de Mercedes Benz, Daimler AG, ya quiere incluir los procesos de automatización en algunos modelos para permitir que en un atasco, por ejemplo, el coche pueda responder de manera autónoma. Los coches del modelo Clase C de la marca, incluirán el próximo año un sistema por el que podrán aminorar o acelerar la marcha de forma autónoma en función de la velocidad del vehículo que le precede.
 
El precio de estos sistemas es un problema para los fabricantes y los usuarios, pues, el gigante de Internet ya dispone de una pequeña flota de coches con conducción autónoma asociada con la marca de automóviles Toyota con un coste de 150.000 dólares (alrededor de 112.000 euros) cada unidad. Google tiene por delante una dura tarea para afrontar si quiere lanzar su propia gama de coches autónomos: por un lado, deberá reducir los costes de estos vehículos y de su fabricación, y por otro lado, solventar las leyes reguladoras para legalizar este tipo de conducción.
 
El iCar En abril de 2013, Apple y Volkswagen formaron una alianza para que el iPhone y el modelo de coche Beetle se pudieran conectar a través de una aplicación especialmente desarrollada. E coche se llamaría iBeetle y se lanzaría a principios de 2014. Esta alianza se basaba en un proyecto que tenía en mente el cofundador de Apple, Steve Jobs, antes de morir: un coche inteligente que denominaría iCar. Sin embargo, esta idea llegó poco después de su fallecimiento. El iBeetle sería el primer modelo de la fábrica alemana con un nuevo soporte de desarrollo para el iPhone de Apple y que además integraría las funciones del dispositivo en el coche, a través de la aplicación Volkswagen Car Net The Beetle.
 
La aplicación proporciona un menú principal con funciones como Spotify, Entrenador, Reader, Fotos o Post, entre otras, que permitirán al conductor escuchar sus listas de música, leer los mensajes de Facebook o Twitter, hacer fotografías o enviar la ubicación a sus amigos en forma de postal. Aun así, el proyecto que tiene Google en mente se ve mucho más ambicioso que el iCar que lanzaría Apple con Volkswagen, pero habrá que ver qué es lo que las dos grandes empresas del momento fabricarán para el sector del automóvil.
 

MÁS DE EMPRESAS

Turismo 23/09/2021 Ocupación hotelera en agosto fue de 48,1% y se acercó a cifras vistas en prepandemia

Dado el comportamiento de recuperación de los últimos meses, Cotelco aumentó sus proyecciones de cierre de año de 34% a 39.5%

Industria 27/09/2021 Comestibles Ricos recibirá mañana la distinción al Orden del Mérito Industrial

La empresa cumplió seis décadas de operación y actualmente genera más de 800 empleos directos y más de 1.000 indirectos

Tecnología 24/09/2021 “Debemos exhibir y convertir a los innovadores en los héroes que inspiren a otros”

Beth Loeb Davies, exdirectora de desarrollo de Tesla, habló sobre cómo la búsqueda por tener el mejor producto los llevó al éxito

MÁS EMPRESAS