Según informó el gremio Anato, las agencias de viaje han manifestado estos días una disminución en las ventas superiores al 80%

María Alejandra Ruiz Rico - mruiz@larepublica.com.co

A medida que avanza la propagación del Covid-19 en Colombia y el Gobierno Nacional adopta medidas para la contención del virus, la economía y, en especial al sector turístico, terminan siendo de los más afectados. Y así lo revelan las cifras de Cotelco, según las cuales la ocupación hotelera del país se encuentra en el nivel más bajo de toda la historia.

Durante la semana pasada, este indicador se ubicó en 21%, una cifra que demuestra la paralización de la industria hotelera, y una de las razones es que todas las reservas y eventos para los próximos meses se cancelaron.

Las pérdidas suman $430.000 millones y, según estimaciones del Centro de Pensamiento Turístico de Colombia, se encuentran en riesgo más de 150.000 empleos directos en el sector hotelero en todo el país.

“A la espera de que la crisis sea superada. Los servicios hoteleros tienen dos características que lo hacen altamente vulnerable: primero, las habitaciones no vendidas no pueden ser almacenadas para venta posterior; y segundo, los altos costos fijos. Estos dos aspectos hacen que los impactos económicos sean muy altos”, dijo Gustavo Toro, presidente ejecutivo de Cotelco.

LOS CONTRASTES

  • Paula Cortés CallePresidente ejecutiva de Anato

    “Hemos implementado acciones que ayuden a quienes hayan hecho sus reservas para viajar desde Colombia, para que puedan aplazar sus fechas de viaje”

  • Gustavo ToroPresidente ejecutivo de Cotelco

    “Esta es la mayor crisis que ha vivido la hotelería en Colombia, es un hecho sin precedentes. Tal es el impacto, que muchos hoteles han decidido suspender su operación”.

Los mayores impactos se contabilizan en las ciudades capitales. Durante la semana pasada, la ocupación llegó a niveles promedio de 12% y se tuvo múltiples cierres. En Bogotá, las pérdidas entre el 8 y 19 de marzo ascienden a $42.000 millones, mientras que en materia de eventos desarrollados en hoteles, tanto empresariales como sociales, cerca de 200 han sido cancelados, con unas pérdidas estimadas de $5.000 millones.

La segunda ciudad con mayor impacto es Cartagena, en donde las pérdidas se estiman en $40.700 millones como resultado de la menor ocupación y cerca de otros $3.500 millones por cancelaciones de eventos.

Otros de los destinos afectados a raíz de la situación actual que vive el país son: Antioquia, que ha acumulado pérdidas por $41.900 millones; Atlántico, con $26.800 millones menos en ingresos en el sector hotelero; y Quindío, con $27.700 millones en pérdidas.

“Por ahora, lo más importante es apoyar las medidas que provienen de las autoridades, rodear las decisiones del Presidente, los gobernadores y los alcaldes y evitar el colapso del sistema de salud. Una vez superada esta situación, lideraremos con el Gobierno Nacional iniciativas que permitan reactivar el turismo en Colombia y dinamizar el sector hotelero como fuente de empleos y oportunidades de desarrollo para las regiones”, afirmó Toro.

Una de las primeras cadenas hoteleras que anunció el cierre de sus hoteles fue Spiwak, quien anunció que desde el pasado 20 de marzo finalizaría todas sus operaciones en el país.

“Hoteles Spiwak tomó la decisión de cesar sus operaciones a partir del viernes 20 de marzo; por lo anterior, acordamos con nuestros colaboradores el cese temporal de actividades en los Hoteles Spiwak Chipichape Cali y Hotel Spirito by Hoteles Spiwak hasta el próximo 30 de abril de 2020”, aseguró la cadena hotelera.

Además, afirmaron que el equipo comercial, “ya se encuentra en comunicación con los clientes, realizando los cambios y cancelaciones de las reservas y eventos previstos para estas fechas y manteniendo la flexibilización de las políticas de cancelación”.

Pese al complejo panorama, Ángel Spiwak dijo que esta puede llegar a convertirse en una oportunidad para ayudar al país a recuperarse de forma más rápida. “Si el dólar llega a $5.000, que puede pasar, Colombia se volvería muy atractivo. Desde el punto de vista de un extranjero con moneda dura, como Estados Unidos y Europa, venir a Colombia será en extremo barato y reanimará la hotelería y el turismo”.

De igual manera, la Cadena de Hoteles Estelar anunció la suspensión de operaciones en la mayoría de sus establecimientos hasta el próximo 31 de mayo, sin embargo, la medida estará sujeta a la evolución de la emergencia.

Mediante un comunicado, la cadena manifestó que solamente estarán prestando servicio los hoteles en Bogotá (Estelar Windsor House y Estelar Apartamentos Bogotá), en Medellín (Estelar Apartamentos y Estelar Torre Suites), en Barranquilla (Estelar Apartamentos Barranquilla) y en Lima (Estelar Miraflores). Estos atenderán única y exclusivamente a sus huéspedes.

Durante este período de contingencia, también han flexibilizado el proceso de cancelación o modificación de reservas por parte de sus huéspedes.

Anato también ha tomado varias medidas para mitigar el impacto que pudiera traer a corto, mediano y largo plazo el Covid-19 para el sector, pues según cifras de la entidad, las agencias de viaje han manifestado una disminución en las ventas superior al 80%.

Destacaron que recientemente sumaron sus esfuerzos con el objetivo de llevar la mayor cantidad posible de pasajeros nacionales e internacionales a sus hogares. “Nuestra prioridad siempre han sido los turistas y su bienestar. Heroicamente y pese a las condiciones económicas de las agencias, su disposición en pro de ayudar a sus clientes no se hizo esperar”, afirmó Paula Cortés Calle, presidente ejecutiva de Anato.