Durante septiembre, la confianza comercial alcanzó 22,2%, creciendo 8,4 pps frente a agosto y la confianza industrial llegó a 6,1%

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

Lo peor de la pandemia parece que ya pasó a la luz de la ‘Encuesta de Opinión Empresarial’ de Fedesarrollo, ya que durante el próximo trimestre 3,5% de las empresas tiene planes de hacer cierres temporales por la crisis mundial, solo 1% espera cerrar permanentemente su operación y las 95,5% restantes no tienen planeado ningún cambio en su funcionamiento.

Para el noveno mes del año, 84,5% de las empresas tenía su operación funcionando totalmente, aumentando 3,9 puntos porcentuales (pps) frente a agosto. Las que tenían una operación parcial eran solo 15,3%, cifra que se contrajo 4,1 pps frente al mes anterior; y la proporción que hizo cierres temporales pasó de 0% a 0,2%.

Luis Fernando Mejía, director ejecutivo de Fedesarrollo, afirmó que “los resultados son la muestra de que las medidas de recuperación paulatina de la actividad productiva han generado un impacto positivo en términos de niveles de ventas, de pedidos que están viendo los comerciantes e industriales”.

En este mismo mes se vieron resultados positivos, pues el índice de confianza comercial (Icco) alcanzó 22,2%, mostrando un incremento de 8,4 pps frente a agosto, así como un aumento de 50 pps en solo cinco meses, porque en abril se vio un balance negativo de 30,8%, explicó Mejía.

LOS CONTRASTES

  • Luis Fernando MejíaDirector ejecutivo de Fedesarrollo

    “Los resultados de la encuesta son muy positivos, vemos cómo se consolida una rápida recuperación de la confianza empresarial, tanto la comercial, como la industrial”.

El Índice de confianza industrial (ICI) también tuvo buenos resultados, llegando a 6,1%, 4,6 pps más que el mes anterior; frente a abril, esta cifra mostró una recuperación de más de 30 pps pues se había posicionado en -35,8%.

Álvaro Daniel Cagüeñas, CEO de Prominence Partners, aseguró que “la mayoría de las compañías que han logrado el funcionamiento de su operación son las grandes corporaciones, que han tenido los recursos para responder a los protocolos de bioseguridad definidos por los entes regulatorios”.

Las que se encuentran en duras condiciones económicas son las pequeñas y medianas empresas, a pesar de ser las grandes generadoras de empleo. “Hay que generar desde el Gobierno y otros actores de la economía apoyos hacia este perfil de empresas en beneficio de su pronta reactivación”, agregó Cagüeñas.

El empleo en pandemia

Mejía destacó que se espera un cuarto trimestre positivo en actividad productiva y “ojalá en recuperación de los 2,4 millones de empleos que todavía permanecen perdidos frente a agosto”.

Frente a enero de este año, en abril, 33% de las compañías disminuyeron el número de empleados en su compañía, 61,6% mantuvo la cifra y solo 5,5% aumentó la contratación para su empresa.

En los meses posteriores se vio un aumento en la reducción de las nóminas, por lo que en julio se llegó a 45,5% de las empresas que disminuyeron el número de empleados, en agosto bajó a 41,3% y en septiembre llegó a 39,1%. A mitad de año también se vio que 44,7% de las empresas mantuvieron el número de empleados, frente a enero de 2020, en agosto aumentó a 47,8% y el mes pasado creció a 47,7%. Las empresas que no modificaron su nómina fueron 9,8% en julio, 12% en agosto y 13,2% en septiembre.

Liquidez para cumplir compromisos

En el documento se develó que 8,5% de las empresas afirma que tiene menos de dos semanas de liquidez para cubrir sus costos fijos, mientras que 28% afirmaron que tiene entre dos y cuatro semanas de liquidez; 20,7% aseguraron que todavía puede aguantar financieramente entre cuatro y seis semanas; 13,6% de los encuestados afirma que tiene entre seis y ocho semanas de liquidez; casi 10,8% consideró tener entre ocho y 12 semanas de flujo de caja para cumplir con sus obligaciones, mientras que 18,5% afirma tener la capacidad de cumplir con todos sus compromisos por un periodo superior a 12 semanas.