Las instituciones educativas han transformado sus instalaciones con puntos de registro y toma de temperatura, así como grupos con menos estudiantes

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

En menos de tres semanas los estudiantes estarán volviendo a las aulas de los colegios y universidades, siguiendo un modelo de alternancia que contempla las directrices del Ministerio de Educación. Esto ha abierto diversas discusiones sobre la importancia de cumplir los protocolos de bioseguridad, así como de los beneficios de la virtualidad en la educación.

Con el fin de conocer cómo se están preparando las instituciones para volver a la presencialidad, se consultó a 10 rectores de colegios y universidades, pues como bien lo dijo Juan Luis Mejía, rector de la universidad Eafit, no se pueden quedar solo en la virtualidad, pues esta es un complemento, pero no un sustituto de los salones de clase.

Planes de las universidades

Una de las mayores preocupaciones de cara a los impactos de la pandemia es la deserción, pues “podría generar un retroceso de 20 años en capital humano”, explicó Mejía, por lo que buena parte de las universidades ha brindado auxilios económicos a sus estudiantes para el semestre.

Juan Carlos Henao, rector de la Universidad Externado, dio un parte de tranquilidad, y afirmó que “las cifras de inscripciones de candidatos para estudiar son estimulantes, porque al 22 de junio, solo estaban 1,3% menos y la de admitidos, luego de hacer un descarte importante, solo 2,3%”.

Sin embargo, María Clara Rangel Galvis, rectora de la Universidad El Bosque, dijo que “debido a la situación por la que atraviesa el país, creemos que se matriculará casi 20% menos de estudiantes entre pregrado y posgrado para el segundo semestre de este año”.

Ahora bien, con los protocolos de bioseguridad, Jaime Arias, rector de la Universidad Central, resaltó que instalaron acrílicos en los puntos de atención al público, dispusieron de tapetes sanitizantes y adquirieron elementos de protección personal para sus empleados.

El aumento de puntos para lavarse las manos es otra de las medidas que están tomando universidades como La Sabana, según explicó su rector, Obdulio Velásquez, quien agregó la disposición de medios de transporte exclusivos para el personal de la universidad para asegurar los protocolos de higiene.

Además, las universidades han reducido la ocupación de sus espacios en casi 50%, como es el caso de El Bosque, también cuentan con grupos más reducidos de estudiantes en las clases, y con la posibilidad para los estudiantes de no ir a las clases presenciales. Así, los esfuerzos se centran en la creación de modelos mixtos de clase, en la sanitización y distanciamiento en los sitios de atención al público, en elaborar protocolos para tomar la temperatura y hacer un registro de los estudiantes cuando ingresen, y en la exigencia del uso permanente de elementos de protección personal.

Planes de los colegios

Si hay dudas en cuanto a la seguridad del regreso a la presencialidad en las universidades, en los colegios es aún más grande, pues los niños y niñas suelen buscar más el contacto físico por los juegos y corren mayores riesgos de contagio.

María Mercedes de Brigard, rectora del Colegio Gimnasio La Montaña, destacó que primero entrarán los niños de kinder y transición, que contarán con cursos más amplios para cumplir con el distanciamiento social, y aunque en su colegio son menos de 10 los padres que dudan en enviar a sus hijos, “cada vez son más papás los que no quieren que sus hijos vayan al colegio y esto puede generar una gran brecha de aprendizaje”.

Por su parte, el padre Alberto Hadad, rector del Colegio San José, destacó que “este es un momento en el que las instituciones educativas deben madurar y enfrentar los nuevos retos”, y explicó que “estamos adaptando nuestro plan de aprendizaje a distancia para tener una modalidad mixta”.

Los colegios también están preocupados por la necesidad de interacción que tienen los niños, niñas, y jóvenes, además de las brechas en el aprendizaje, que “van más allá de lo académico y afecta ese desarrollo de la parte física y emocional”, aseguró Camilo Camargo, rector del Colegio Los Nogales, quien agregó que “ese impacto va a ser muy notorio por años, especialmente en estudiantes de colegios públicos, donde se ha visto detenido su proceso”.

María Ángela Torres Soto, rectora del Marymount, destacó la coyuntura como una posibilidad que “ha permitido a los colegios desarrollar toda la estrategia de aprendizaje virtual, en el desarrollo de nuevas metodologías desde lo pedagógico, con ayuda de nuevas tecnologías y la didácticas”.

Álvaro José Cifuentes, rector de Aspaen Alcázares en Cali, explicó otro punto, y es que también han otorgado beneficios económicos a las familias afectadas por la coyuntura, además de que decidieron no hacer los aumentos autorizados por la Secretaría de Educación en matrícula y pensión, “logrando un incremento de 0% para los egresos familiares en el año escolar que inicia (calendario B)”, explicó.

Para lograr que el regreso menos traumático posible, los colegios han venido trabajando de la mano de expertos, no solo para crear protocolos, sino para adaptar sus instalaciones y sus programas educativos, ya que no pueden desconocer las necesidades sociales de los pequeños.

Las opiniones de los rectores

Juan Luis Mejía, rector de la Universidad Eafit
“La virtualidad se seguirá fortaleciendo en la educación, pero esta será un complemento, no un sustituto de la educación, enriquecerá el proceso, pero no lo sustituirá”.

María Clara Rangel, rectora de la Universidad del Bosque
“Debido a la situación por la que atraviesa el país, consideramos que cerca de 20% menos de estudiantes se matriculará para el segundo semestre de este año entre pregrado y posgrado”.

Juan Carlos Henao, rector de la Universidad Externado
“Tendremos que acoplarnos más a lo virtual, aunque el Externado espero que nunca llegue a ser solo virtual. Creemos en el campus, en la socialización, en el debate personal, en el humanismo”.

Jaime Arias, rector de la Universidad Central
“En este momento, las universidades están gastando más recursos que antes, a diferencia de lo que muchos podrían pensar, para implementar plataformas virtuales y capacitaciones a profesores”.

Obdulio Velásquez, rector de la Universidad de La Sabana
“Internet es un servicio público esencial, que no solo garantiza la continuidad de los estudios, sino que se vuelve en un instrumento necesario para los procesos de formación”.

María Mercedes de Brigard, rectora Colegio Gimnasio La Montaña
“El futuro cercano se ve difícil, sobre todo porque cada vez son más papás que no quieren que sus hijos vayan al colegio y esto puede generar una gran brecha de aprendizaje”.

María Ángela Torres Soto, rectora Colegio Marymount
“La deserción escolar aumenta en la medida en que los padres no tengan la suficiente confianza sobre las decisiones que están tomando los colegios para proteger a los menores”.

Camilo Camargo, rector Colegio Los Nogales
“Yo creo que debemos enfocar los recursos para que los colegios puedan volver a funcionar con protocolos de bioseguridad lo más pronto que se pueda”.

Alberto Hadad, rector del Colegio San José
“Este es un momento en el que las instituciones educativas deben madurar y enfrentar los nuevos retos. Nosotros ya tenemos todo montado para ejecutar el plan de aprendizaje a distancia”.

Álvaro José Cifuentes, rector de Aspaen Alcázares
“La crisis sanitaria ha permitido una reflexión profunda sobre los grandes desafíos que tiene el sector educativo en equidad, calidad, acceso a la tecnología y el derecho fundamental a la educación”.