Según un estudio de Fedesarrollo, los sectores que más afectación tendrían en su nivel de actividad son el entretenimiento y el comercio

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

La extensión del aislamiento preventivo anunciado por el presidente Iván Duque, el cual marca una nueva fecha de reactivación productiva, tiene en vilo a muchos sectores de la economía, pues, si bien la posibilidad de ampliarlo era casi una certeza, para muchas industrias esto significa impactos en sus balances.

El Centro de Investigaciones Fedesarrollo en cabeza de su director ejecutivo, Luis Fernando Mejía, presentó un estudio en el que, bajo diferentes supuestos, estima los costos en la economía por cada mes de cuarentena. Los cálculos planteados muestran dos escenarios: uno con una operación agregada de 63,3% y otro más pesimista con una operación de 50,8%.

Con esto, un mes de aislamiento preventivo supondría un impacto económico de $48 billones, es decir, 4,5% del PIB en el primero, mientras que en el segundo sería de $64,5 billones (6,1% del PIB). Dos meses significarían pérdidas en la economía entre $94,4 billones (8,9%) y $125 billones (11,8%); mientras que si dura tres meses, en el primer escenario habría un costo de $138,4 billones o 13% de la economía, y en el segundo la pérdida ascendería a $182 billones, equivalentes a 17,1% del PIB.

Así las cosas, se podría suponer que, en promedio, cada mes adicional de cuarentena significaría un costo cercano a $58 billones, sin embargo, hay que destacar que el estudio no consideró los encadenamientos productivos entre sectores.

Los sectores que, según el estudio, verán más afectaciones y tardarán más en reactivarse son el turismo, los restaurantes y el entretenimiento, por tratarse de actividades de contacto. Según los cálculos del centro de pensamiento, hoy están trabajando a un ritmo de operación de 63,3%.

Pero las industrias que más pierden en el escenario de que la crisis se profundice, son las actividades de entretenimiento, con un nivel de actividad de 5%, seguido del comercio, y transporte, con un nivel de 29,2%, y una tendencia de que caiga hasta 16,4%. De tercero en la lista de los que más pierden está la construcción, sector que actualmente trabaja a nivel de 40%, y estima que de agravarse la crisis trabaje tan solo a 10%. Los cálculos demuestran que dos sectores serían los menos afectados por la cuarentena, estos son la administración pública y defensa con un ritmo de 97,6% y el sector de información y comunicaciones, con 110%.

A pesar de estos resultados, según Mejía, “la experiencia internacional demuestra que el sector que se puede reactivar en el corto plazo es la construcción, garantizando las condiciones de salud de los trabajadores. Es un sector interesante porque se hace en espacios abiertos y es altamente dinamizador”, dijo.

LOS CONTRASTES

  • Luis Fernando MejíaDirector de Fedesarrollo

    “Es importante tomar decisiones de política que permitan reducir los pacientes y el número de muertes, no solo desde la salud, sino también desde la parte económica”.

  • Gustavo ToroPresidente de Cotelco

    “La ampliación es una decisión que genera más incertidumbre a las empresas, por lo que es importante avanzar en medidas de apoyo que garanticen liquidez”.

El estudio también planteó el impacto de las muertes por Covid-19 en varios escenarios. Con el escenario actual, el país perdería $169 billones, teniendo en cuenta que las medidas adoptadas por el Gobierno son de distanciamiento social, reduciendo el contacto de los mayores de 70 años en 60%.

Esta estimación se realiza con base en el valor de una vida estadística, la cual, siguiendo un modelo del Departamento Nacional de Planeación, asciende a $1.556 millones, lo que equivale a 72 veces el PIB per cápita de Colombia.

Fedesarrollo plantea el estudio de la siguiente manera: “para hacer una estimación de los costos económicos asociados a las muertes en cada uno de estos escenarios, se recurre a una metodología ampliamente utilizada en la literatura de transporte, salud y ambiental, que se conoce como el valor de una vida estadística, que se puede interpretar como el monto que la sociedad está dispuesta a pagar para evitar la muerte de una persona anónima”.

Y es que, aunque este sea el escenario en el que se encuentra actualmente el país, las posibilidades de que los costos aumenten siguen presentes, por ejemplo, si las medidas fueran de no prevención, es decir, sin mitigación, las pérdidas en esta materia alcanzarían $392,2 billones, lo que equivale a 36,9% del PIB. De manera que, teniendo en cuenta estos escenarios planteados, pasar del escenario sin mitigación del virus, al de distanciamiento social, implicaría reducir el costo económico en salud de la pandemia en $223 billones, equivalentes a 21% del PIB.

Lo que dicen los gremios

Dado que el coletazo en la crisis de salud por Covid-19 lo siente la economía, muchos sectores se han pronunciado, dando a conocer su afectación, apoyo y medidas que deberían tomarse ante la orden de ampliación de la cuarentena nacional.

Al ser uno de los más afectados, el gremio de hoteles, Cotelco, en cabeza de Gustavo Toro, señaló que “se hace necesario avanzar paralelamente en medidas que permitan proveer liquidez a las empresas. Ya se aproxima una quincena más de pago de salarios a los empleados y la parálisis económica del último mes tiene a la hotelería sin flujo de caja que permita su sostenibilidad. Es imperativo que haya alivios económicos efectivos por parte de los gobiernos nacionales y regionales, que permitan sobrevivir a esta crisis”, dijo.

Por su parte, Oliverio García, presidente de Andemos, aseguró que “la ampliación del aislamiento para evitar la propagación extiende el congelamiento de vehículos y mantenimiento, concesionarios y marcas no recibirán ingresos, eso afectará a la liquidez de las empresas, se volverán insostenibles si la economía no se activa pronto”.

El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, afirmó que aunque se encuentra de acuerdo con la medida dada por el Gobierno, es importante que el tejido empresarial se siente con las cámaras de comercio para determinar la carga tributaria que debe asumir ante la crisis económica actual.

Los expertos proyectan que la reactivación económica será lenta
Teniendo en cuenta las proyecciones y los cálculos que da Fedesarrollo, expertos como Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, afirman que “la reactivación económica va a depender de los efectos permanentes que la economía colombiana y mundial terminen consolidando. Como están las proyecciones, pareciera que el próximo año el mundo se va a recuperar”. Otros como Carlos Garzón, docente de economía de la Universidad de la Sabana, afirman que la reactivación sería en dos años, si Colombia crece a una tasa de 3% anual.

Documentos adjuntos