.
ECONOMÍA Subir o no subir, esa ya no es la cuestión
viernes, 25 de septiembre de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juan Pablo Espinosa

La inflación y las expectativas

Los codirectores que votan por estabilidad esperan que la inflación converja al rango meta entre 2016 y 2017, porque las presiones recientes en los precios son de naturaleza temporal y tienen origen en choques de oferta, al tiempo que las expectativas de 2016 y 2017 se encuentran por debajo del 4%. Por el contrario, quienes favorecen subidas sostienen que la inflación continuará aumentando por el traspaso de la depreciación cambiaria, el Fenómeno de El Niño y las presiones del salario mínimo en 2016, sumado a que las expectativas de inflación implícitas en las curvas de TES a diferentes plazos están por encima de 4%. Aquí ganará la estabilidad, porque las presiones inflacionarias no tienen origen en la demanda y difícilmente lo tendrán. Además el aumento en la aversión al riesgo reduce la precisión de los indicadores de mercado financiero para medir expectativas de precios.

El crecimiento económico
El grupo a favor de un alza en la tasa argumentará que, con una expansión del PIB cercana al 3%, hay espacio para este ajuste con un sacrificio menor en crecimiento. En cuanto a la mayoría que ha optado por la estabilidad, los principales retos para la economía están en este frente, pues la demanda interna crece por debajo del PIB total, el impulso del gasto público ha bajado y los indicadores de confianza se han deteriorado. La balanza se inclinará por la estabilidad, puesto que incrementar la tasa hoy tendría un efecto rezagado sobre la economía y se materializaría justo cuando los riesgos al crecimiento serán más agudos.

La efectividad de la tasa repo
Quienes se encuentran en pro de subir la tasa sostienen que en términos reales se encuentra en un nivel expansivo y que esto difícilmente cambiará con un aumento de 50 puntos básicos. Por el contrario, quienes voten por la estabilidad considerarán que un alza no va a impactar las fuentes de las presiones inflacionarias y en cambio sí puede tener un alto costo en el crecimiento futuro. Estos últimos serán mayoría, porque actualmente hay factores operando en la economía que harán que, en adelante, la inflación ceda.

Finalmente, la mejor decisión del Emisor en el entorno actual es dejar la tasa repo en 4,5%. El momento de apretar la política monetaria pasó hace varios meses. La experiencia reciente de los bancos centrales que han incrementado sus tasas no ha sido particularmente exitosa. En la mayoría de los casos se ha afectado negativamente el crecimiento, y la inflación y expectativas de precios no han disminuido. Una postura de espera activa, lejos de denotar confusión por parte de la autoridad monetaria, será la respuesta más apropiada para afrontar los retos que vivirá Colombia en materia de riesgos externos y desaceleración.

MÁS DE ECONOMÍA

Energía 21/06/2021 Llegaron primeras turbinas eólicas a La Guajira para la construcción de centro sostenible

El proyecto I de Isagén, que tendrá una capacidad de generación de 20 MW, equivalente al consumo de energía de más de 33.000 familias

Tecnología 21/06/2021 Crehana Empresas e iNNpulsa Colombia otorgarán 400 becas en marketing digital

El plazo máximo para inscribirse en este programa es el próximo 5 de julio, ya que las capacitaciones iniciarán el 8 del mismo mes

Hacienda 18/06/2021 Moody´s revisará la calificación de Colombia luego de que se apruebe la tributaria

La firma también tendrá en cuenta las medidas de ajuste fiscal que busque implementar el Gobierno en los próximos años

MÁS ECONOMÍA