Los panelistas resaltaron las oportunidades que ofrece la industria y la necesidad de tener una transferencia de buenas prácticas

Laura Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

Luego de cuatro días dedicados a la economía naranja, el Gran Foro Mundial de Artes, Cultura, Creatividad y Tecnología (Gfacct) llegó a la última sesión de conferencias en su programación.

En el primer encuentro de hoy se discutió el rol de la cooperación internacional en el desarrollo de la economía creativa, con la participación de varios panelistas internacionales expertos en la industria.

Dentro de la discusión, Pablo Raphael de la Madrid, director General de Promoción y Festivales Culturales de la Secretaría de Cultura Federal de México, comentó que antes de la pandemia se tenía claro que la cultura ofrece múltiples posibilidades, con lo que incluso se tomaba como eje transversal de la Agenda de Desarrollo Sostenible de 2030.

Raphael comentó que cifras de la Unesco señalan que la industria genera más de 30 millones de empleo, y es de las que más puestos de trabajo otorga para personas entre los 15 y los 25 años. "Es el sector que más empleos ofrecía u ofrece", comentó, con lo que tendría un papel fundamental en el desarrollo de las naciones.

Por su parte, Fernando Álvarez, del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú, coincidió en que "el número de familias que se respaldan en esta economía es grandísima". Sin embargo, la informalidad sería una de las problemáticas del sector y de la región.

Para Álvarez en este punto es muy importante la cooperación internacional. "Ya no es solo lo que vamos a trabajar, conversar y a concretar (...) estamos innovando y tratando de hacer estrategias que nos vinculen como ciudadanos, el trabajo que se desarrolla hoy en día hay sido muy importante pero representa una serie de retos", añadió.

El jefe de la Unidad de Asuntos Internacionales del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Chile, Ramón Solís, también participó en el encuentro en el que los panelistas señalaron la importancia de concretar medidas conjuntas para impulsar la industria creativa y empezar a hablar de una cooperación regional, en el que la transferencia de buenas prácticas sería uno de los puntos fundamentales.

"Nosotros APC Colombia tenemos un fondo de cooperación y asistencia internacional, bajo esta metodología de gastos compartidos para fortalecer el intercambio de las buenas prácticas en cooperación sur-sur, nosotros tenemos esa capacidad de desarrollar un mayor número de proyectos bilaterales y regionales", comentó Ángela Ospina, directora general de la Agencia Presidencial de Cooperación de Colombia.

Ospina también señaló que durante la pandemia cada país tuvo que generar sus propias prácticas para defender la industria y los gestores culturales. Sin embargo, señaló que se debe conversar entre regiones para empezar a pensar de manera global.

"Me encantó el autoreconocimiento que han hecho mis colegas de ser nosotros, la región, una potencia cultural, me siento muy orgullosa de eso y de ahora en adelante lo voy a asumir como una fuente de expresión ¡somos una potencia global en cultura! y tenemos que potenciarlo", concluyó Ospina.

El Gfacct contó con la participación de más de 290 conferencistas expertos en la industria creativa y 22 países diferentes; quienes discutieron sobre las políticas culturales a nivel global, el desarrollo local a través de los distritos creativos, la financiación de la industria y otros temas relacionados.

El Gobierno Nacional, el Ministerio de Cultura, la Alcaldía de Medellín y la Corporación CoCrea se encargaron de liderar el Gfacct, conocido también como la II Cumbre de la economía naranja.

La ceremonia de clausura oficial se llevará a cabo hoy a las 6:00pm, y a partir del sábado 14 de noviembre iniciará el festival de cine hecho con celulares "SmartFilms", con un evento de inauguración a las 4:00pm.