El Área de Desarrollo Naranja (ADN) San Felipe tendrá una inversión de $2,5 billones a 10 años.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Colombia continúa avanzando con paso firme en materia de industrias creativas y economía naranja. Tras firmarse un Conpes distrital, que convirtió a Bogotá en la primera ciudad de América Latina con una política pública sobre esta industria, ayer se inauguró el primer Proyecto de Interés Nacional y Estratégico (Pines) de infraestructura naranja del país.

Se trata de un edificio de 11 pisos ‘Plura’, que unirá espacios residenciales y de trabajo para el sector creativo bajo la figura de ‘co-living’. El escenario hará parte de una de las Áreas de Desarrollo Naranja (ADN) que prevén desarrollarse en la ciudad, pues se estima que dicho clúster, llamado San Felipe, contará con 50 manzanas, todas distribuidas para el desarrollo de espacios culturales y creativos.

“Gracias a la articulación del Distrito y el sector privado, y a los incentivos y mecanismos creados por el Gobierno Nacional se pueden consolidar estos proyectos que benefician al sector creativo y promueven el desarrollo social y económico de los territorios. Con San Felipe avanzamos en nuestra meta de promover y consolidar Áreas de Desarrollo Naranja (ADN) en el país”, explicó Carmen Inés Vásquez, ministra de Cultura.

Si bien San Felipe tan solo será una ADN de la ciudad, el Gobierno Nacional planea desarrollar 11 más en la capital. No obstante, en esta primera infraestructura se tiene un estimado de inversiones de $2,5 billones a 10 años. “Serán las zonas industriales del Siglo XXI. Tendremos clústeres de creatividad y de conocimiento. Acá se reunirán estudios de diseño, de publicidad, escritores, artistas (...). Bogotá ya ha avanzado en las ADN, pero también viene una en Medellín, otras dos en Barranquilla. También en Cali y en otras ciudades como Pereira, Manizales y Valledupar”, aseguró Felipe Buitrago, viceministro de la Creatividad y Economía Naranja.

El funcionario destacó que la proyección a 2030 sería alcanzar de 25 a 30 de estas áreas. Sin embargo, ratificó que la apuesta está, por ahora, en consolidar San Felipe.

“Si logramos desarrollar varias de estas zonas lograremos atraer talento porque ya se crea un ecosistema ideal para eso. (...) Estas áreas serán fundamentales para que Colombia sea el líder regional en Economía Naranja”, le explicó Juan Diego Ortiz, CEO de Coolture Investments y promotor del ADN San Felipe, a LR. Según el empresario, el país tiene mucho talento: no solo para desarrollar un impacto local, sino también internacional.