El gremio planteó que con los niveles actuales del petróleo no se logrará un equilibrio para que las empresas logren dar utilidades

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol) detalló hoy que la actividad de taladros para 2020 se podría reducir a 122 equipos, frente a los 139 que se reportaron al cierre del año pasado.

En rueda de prensa virtual, Germán Espinosa, presidente del gremio, advirtió que aún no hay datos exactos sobre el impacto que tendría la crisis de precios internacionales y la emergencia del Covid-19. No obstante, ratificó que ya hay varias estimaciones en los que se calcula que el precio del Brent podría subir máximo hasta los US$50 por barril.

En el balance del gremio, el equipo económico habló sobre tres escenarios de producción. Ahí aclaró que en el punto más crítico caería hasta los 786.000 barriles de crudo diarios, mientras que en un escenario moderado sería de 810.000 barriles de petróleo.

Aunque si se advirtió que toda la coyuntura afectaría la industria, se recalcó que los efectos más graves se traduciría en recortes y ajustes en los planes de inversión de las compañías y así, una menor contratación y menor actividad.

"Esperamos que en el primer trimestre del año se genere un primer impacto de la nueva coyuntura de precios. En el segundo y tercer trimestre de 2020 la actividad del sector se vería realmente afectada", advirtió Campetrol.

Efectos macroeconómicos

El gremio aseguró que la inversión extranjera directa este año se verá afectada negativamente, en especial en la primera mitad del año. "Habrá condiciones externas desfavorables, aversión al riesgo y posible fuga de capitales", explicó el grupo económico de Campetrol.

A esto se sumó que dependiendo del escenario de precios del crudo, la TRM podría ubicarse entre los $3.900 y los $4.300 por dólar, lo que haría que con los niveles actuales no se pudiera lograr un equilibrio.