La cartera se comprometió a que la brecha entre ingresos y gastos públicos será de -5,1% en 2021, pese a que la regla fiscal está suspendida

Adriana Carolina Leal Acosta

Tras una prórroga para exponer el Marco Fiscal de Mediano Plazo, cuyos cálculos tuvieron que ser actualizados para incluir el impacto actual y futuro de la pandemia en la economía local, el Ministerio de Hacienda señaló que prevé que el déficit fiscal de este año sea de 8,2% del PIB, y se comprometen a que en 2021 la cifra será de -5,1% del PIB.

Lo anterior se da pese a que la regla fiscal fue suspendida hasta 2021, previa autorización del Comité Consultivo de la Regla Fiscal y el Confis hace un par de semanas.

"Aunque anteriormente se había hablado de un déficit de 6,1%, la cifra se tuvo que cambiar porque estamos pasando por unas condiciones extraordinarias nunca vistas en la historia económica", dijo Juan Pablo Zárate, viceministro técnico de la cartera.

El viceministro señaló también que en 2021 el pronóstico de recuperación es de 6,6% del PIB a futuro. Adicionalmente, Zárate señaló que en 2022 será necesaria una reforma fiscal de 2% del PIB.

Esta medida, se enfocará en la reorganización de gastos, ingresos e impuestos, dijo Londoño, quien precisó que en este momento no se va a presentar, sino que se tramitará una vez sea superada la pandemia para así conocer cuál será el impacto y las medidas a futuro.

Así mismo, Zárate dijo sobre los supuestos macroeconómicos que se tiene previsto mucha volatilidad, por lo que aseguró que sobre la tasa de cambio espera un dólar por debajo de $4.000, mientras que el valor del barril de crudo Brent estará entre US$35 y US$40.

Los viceministros aseguraron que, si bien se ha hecho un esfuerzo para dar subsidios y alivios a los más vulnerables, no está contemplado crear una renta básica a futuro.