Así lo confirmó el viceministro de esa cartera, Juan Alberto Londoño; sin embargo, en el Congreso hay un proyecto similar

Joaquín M. López B.

Este miércoles en la noche, hubo una alerta entre los fondos de pensiones privados, inversionistas del mercado bursátil, académicos y varias voces del sistema financiero por el decreto que estaba listo en el Gobierno, que pretendía trasladar los ahorros de 350.000 cotizantes con 10 o menos años de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) a Colpensiones, lo que trasladaría caja por cerca de $30 billones y una deuda para el Estado de entre $50 billones y $60 billones.

Pero esta mañana se conoció que el documento, que ya estaba listo en un borrador, ya no se ratificará como decreto. El viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, en diálogo con RCN Radio, dijo sobre la iniciativa que "no lo vamos a hacer".

Parte de la motivación de Hacienda en el borrador era que Colpensiones dejará de recibir $3 billones entre 2020 y 2021 por la reducción de los aportes de los cotizantes a causa del desempleo. Sin embargo, la iniciativa no cayó bien entre los fondos privados y en algunos sectores del Gobierno.

Pese a que se cayó el decreto, en el Congreso de la República hay otro proyecto de ley que estaría en vía de ese mismo objetivo.  Se trata de un nuevo artículo para la Ley 797 de 2003, esa adición busca trasladar a cotizantes (que estén a 10 años de la edad de jubilación), al régimen público.

Hay que precisar que hoy en día, cualquier persona que esté en un fondo privado, puede trasladarse voluntariamente a Colpensiones, máximo hasta 10 años antes de la edad de pensión, 57 años (mujeres), y 62 años (hombres). Pero este trámite que está en el Congreso y ya pasó su primer debate en la Cámara, permitiría que aún después de ese tiempo se puedan seguir dando los traspasos.

Las consecuencias 
En caso de que se cambie la normativa, las AFP podrían tener una fuga de capitales masiva, que como bien se calcula en el sector está entre $27 billones y $30 billones. Ese es un primer problema a discutir.

Esta movida, que sería para buscar recursos por la pandemia, y tener mayor capacidad de acción ante el covid-19, ha sido señalada por expertos como una forma de financiarse muy costosa. Mauricio Olivera, expresidente de Colpensiones, señaló que con esto el Gobierno soluciona un problema de caja a corto plazo, y recibe frescos $27 billones a cambio de una deuda en valor presente de $50 billones que tendrá que ser cubierta a largo plazo, teniendo en cuenta los grandes subsidios del Régimen de Prima Media.

Además, los privados alertan por la nacionalización de un ahorro pensional, que de paso privatizaría los rendimientos y golpearía el mercado de capitales, tanto en las acciones y en la deuda corporativa y pública.