Jairo Núñez, investigador de Fedesarrollo, advirtió que seis millones de colombianos ingresarán a esta condición por la crisis del covid-19

Juan Sebastian Amaya

Incluso sin medir los efectos de la pandemia, la pobreza en Colombia aumentó y, a 2019, el país terminó con una tasa de 37,5% en pobreza monetaria, que mide el costo de las necesidades básicas de alimentación, alojamiento, transporte y servicios públicos. En entrevista con LR, el investigador de Fedesarrollo y experto en el tema, Jairo Núñez, aseguró que la crisis hará que seis millones de personas más ingresen a esta condición.

El Dane entregó los resultados de pobreza con una nueva medición, ¿cómo la analiza?
Con esta entrega, el Dane corrigió unos errores de hace 10 años y creo que para el país es una buena noticia. Nosotros, en Fedesarrollo, lo habíamos advertido en 2011 porque, en ese momento, la pobreza estaba en 44% y la bajaron a 37%. Por unos cambios, se estaban tomando decisiones equivocadas.

Lo que hicieron fue corregir ese problema y a 2019 se observa una pobreza 8 puntos porcentuales (pps) más alta del nivel que teníamos anteriormente, que era de 27%, y ahora está en 35,7%.

¿Hay que hacer más ajustes?
Con eso queda totalmente corregido. Cerca de cuatro millones de personas no estaban registradas como pobres y no estaban protegidas. Además, las políticas quedaron muy desorientadas porque se estaba trabajando con un valor de pobreza que no era real.

¿Cómo vio los resultados?
Con cualquiera de las dos mediciones, antigua o nueva, la pobreza aumentó y eso está relacionado con el incremento del desempleo que vimos en 2019. Subió la pobreza, no es algo dramático, pero lo que sí es cierto es que en 2020 va a subir más.

¿En cuánto?
Hemos hecho unas primeras estimaciones y lo que nos dan los modelos que hicimos en Fedesarrollo es que la pobreza va a alcanzar un nivel de entre 47% y 49%. En 2019 subió el desempleo, pero poquito, y en abril, mayo y junio de 2020 subió por encima de 20% y solo reaccionó un poco en julio. Con lo que pasó en los últimos seis meses y con lo que seguiremos viendo, la pobreza llegará a 49%, eso indica más o menos que ahora vamos a tener 10 millones más de pobres: 4 millones como resultado de la actualización de la línea y 6 millones como resultado de la pandemia.

¿La mitad de la población?
Sí, prácticamente y esa es la realidad. Y en pobreza extrema vamos a llegar a 14%.

¿Qué se debe hacer?
Lo primero es la reactivación económica, reactivar los sectores y empresas, hay que salvara las que se quebraron, aunque hay que reconocer que el Gobierno ha hecho muchos esfuerzos importantes. La situación fiscal es muy difícil para decir cosas que no se pueden hacer, obvio uno quisiera que se pudieron salvar más empresas o subsidiar más salario, pero de dónde saca el Gobierno si el recaudo ha caído y no tenemos una reforma tributaria para recaudar porque tampoco es el momento de hacerla porque las empresas están hasta ahora levantándose del shock.

Segundo, hay que hacer esfuerzos para la generación de empleo y después de eso, tenemos que hacer esfu4rzos sobre la política de lucha contra la pobreza.

¿Cómo?
Hay muchos mecanismos: En Ingreso Solidario, yo he dicho que debe aumentarse a $330.000, es decir un poco más del doble. Aliviar a los hogares que están en situación de desnutrición y deserción. En el mediano plazo tenemos que pensar en una política multidimensional y he insistido en fortalecer la política de Red Unidos que sigue a los hogares para ver qué les falta en educación, salud, vivienda, empleo, entre otras, y comenzar a solucionar los problemas de la familia.