Empresa investiga si el túnel auxiliar se construyó antes de obtener permiso

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

Con el propósito de tener liquidez para solucionar la crisis del proyecto Hidroituango, Empresas Públicas de Medellín (EPM), venderá su participación en algunas empresas. Su gerente general, Jorge Londoño, no contempla, hasta el momento, las de TigoUne.

En la enajenación de activos para soportar la crisis, ¿qué bienes o activos son los prioritarios para vender?
Hemos considerado poner en venta todas las acciones que tenemos en ISA, donde EPM es propietario de 10%, y las inversiones que tenemos en Chile, donde tenemos fundamentalmente tres activos: una empresa de suministro de agua, que es la más importante de las tres; un parque de generación eólica, y una pequeña subestación de energía.

¿Las acciones que todavía mantienen en TigoUne saldrán a la venta?
No, en UNE no está contemplado, en este momento, hacer venta de esas acciones.

En la venta de activos con un posible menor precio, ¿no temen que se les acuse de detrimento patrimonial?
No creo, todos estos procesos de venta serán competitivos, se van a contratar bancas de inversión para que logremos el mejor valor de las compañías.

¿Hubo anomalías para elaborar las consultas previas del proyecto de Hidroituango?
Cuando se fue a elaborar el proyecto, se hizo la consulta al Ministerio del Interior si había alguna comunidad étnica minoritaria que tuviéramos que tener en cuenta para el desarrollo del mismo y la respuesta es que no había.

Como no había comunidades minoritarias, no había con quién adelantar una consulta. Posteriormente, una comunidad autónoma que reside en Orobajo se autorreconoció como indígena, por lo que le pidió a MinInterior que hiciera los análisis para darles la certificación como comunidad étnica minoritaria. En 2017, el Ministerio los reconoció como minoría, por lo tanto se inició un proceso de consulta previa, con el proyecto avanzado en un 75%.

¿Qué problemas hubo con la licencia ambiental? ¿Por qué se modificó más de 20 veces?
Estos proyectos, en general, como son de gran embergadura y a largo plazo, van sufriendo modificaciones. Ese número es más o menos esperado.

La Anla ha dicho que se hicieron obras que no estaban en la licencia, ¿por qué no se dijo?
Estamos investigando internamente si posiblemente la construcción del túnel auxiliar se inició sin haber obtenido aún la modificación a la licencia ambiental.

¿Se aceleró el cronograma con las fechas de entrega de la obra en Ituango?
El proyecto tenía un retraso cercano a 20 meses, así que se desarrolló, con el contratista de las obras principales, un plan de aceleración para recuperar unos 18 meses. No significa que las obras quedaron mal hechas, sino que se duplicaron los frentes de trabajo y se construyó el túnel auxiliar. En este momento, no podemos decir que haya relación entre el plan de aceleración y el colapso del túnel.

LOS CONTRASTES

  • María José PizarroRepresentante a la Cámara

    “El objetivo del debate es evidenciar la serie de fallas humanas que causaron esta catástrofe y las irregularidades al contratar”.

Debate de control político en el Congreso
Los representantes León Fredy Muñoz, David Racero y María José Pizarro convocaron a un debate de control político por la contingencia en Hidroituango. Su principal argumento es que la emergencia en el proyecto no fue producto de condiciones de la naturaleza, sino que se debió a una serie de fallas y malas decisiones de los encargados de la hidroeléctrica. Mencionaron que los diseños no fueron los apropiados y que ha habido muchas irregularidades en los procesos de contratación. También dijeron que quienes gestaron el proyecto ignoraron la historia de violencia de la zona.