El Gobierno anunció que llegarán nuevos inversionistas a los dos mercados en los que se dividió la empresa. Los encargados tendrán que invertir $8,7 billones en los próximos 10 años

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La operación del mercado eléctrico de la costa Caribe estará en manos de Empresas Públicas de Medellín (EPM) y el Consorcio Energía de la Costa. La Superintendencia de Servicios Públicos anunció ayer la adjudicación de los dos mercados en los que se dividió Electricaribe, por lo que se espera que en los próximos cinco o seis meses se logre consolidar la transacción por la empresa.

Los 2,7 millones de usuarios que atiende la electrificadora serán divididos en dos. EPM será la encargada de atender a 1,5 millones de clientes de Caribe Mar, un segmento que agrupa a Bolívar, Sucre, Córdoba y Cesar. Con esta operación, la firma aumentará su participación de mercado en el negocio de distribución y comercialización, pues pasará de 23% a 35%. Se prevé que en los próximos cinco años realice inversiones por $5 billones.

“El cierre del contrato está previsto para septiembre (...) Se recibe bajo la marca Caribe Mar, que es la que registra el Gobierno Nacional, pero nosotros estamos habilitados para poder cambiarle el nombre”, le explicó Álvaro Guillermo Rendón, gerente general de EPM a LR.

Una de las metas que tiene la empresa antioqueña para esa operación es disminuir las pérdidas, consolidar la operación y aumentar el número de usuarios prepagados. De hecho, se confirmó que buscan disminuir las pérdidas en 11%, pues la proyección es pasar de 24% este año a 16,8% en 2025, y a 12,6% en 10 años.

El otro encargado de la operación de Electricaribe será el Consorcio Energía de la Costa, que está compuesto por Latin America Corp y la Empresa de Energía de Pereira (Enerpereira). De acuerdo con la Superservicios, este grupo empresarial atenderá a 1,21 millones de usuarios de Caribe Sol, un mercado que agrupa a Atlántico, Magdalena y La Guajira. Allí se prevé que en la próxima década se tendrán que invertir hasta $3,7 billones para mejorar no solo la prestación del servicio, sino también la infraestructura eléctrica de la zona.

Con esta movida, la Empresa Energía de Pereira se continúa consolidando en el país en el negocio de distribución y comercialización de energía. No obstante, asumirá el reto de ajustar el modelo tarifario del segmento adjudicado, así como impulsar una mayor intervención en redes eléctricas.

“Desde la Superintendencia ofrecimos toda la información y garantías de participación a los interesados, que se concretan con el anuncio de los dos nuevos operadores que asegurarán la continuidad del servicio de energía a más de 10 millones de usuarios en la región Caribe”, explicó Natasha Avendaño, superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios.

Se prevé ahora que el próximo martes se dé la suscripción del contrato de adquisición de las acciones y activos. No obstante, a la par de este proceso la Contraloría continuará evaluando la enajenación de la empresa a través de una auditoría especial.