El crecimiento de los nuevos pedidos se aceleró en el último mes del año, aunque la escasez de insumos obstaculizó la producción

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

El Índice de Gestión de Compras (PMI) del sector industrial colombiano, que mide Davivienda, se situó en diciembre en 51,8 puntos, lo que representa una caída desde su lectura anterior de 52,1 puntos.

Entre los hallazgos encontrados se destaca que los industriales registraron el tercer incremento consecutivo de las ventas en diciembre y el ritmo de expansión se aceleró hasta el nivel más rápido registrado desde julio.

Según los participantes en la encuesta de Davivienda, este repunte de las ventas se debió principalmente por unas mejores condiciones de la demanda y las iniciativas de reabastecimiento de los clientes.

"Se puso de manifiesto un continuo descenso de las existencias de insumos y productos finales, mientras que las tasas de inflación de los precios de compra y los costos de producción se moderaron", señala el reporte.

Por otro lado, aunque la producción volvió a aumentar, su crecimiento perdió parte del impulso que ya había tomado al final de 2020.

"Las empresas adquirieron más materias primas y productos intermedios para sus procesos de producción, aunque los retrasos en las entregas generaron una nueva reducción de los stocks de insumos", destacó el informe.

El reporte también indicó que mientras algunas empresas incrementaron su producción para respaldar el lanzamiento de nuevos productos y la continua mejoría de la demanda, por otro lado, el crecimiento de la producción se vio obstaculizado por la falta de insumos clave.

Respecto al empleo, los industriales volvieron a incrementar su fuerza laboral en diciembre y empleo repuntó por tercer mes consecutivo.