El mandatario puntualizó que el mayor reto que Colombia enfrenta es esta problemática porque afecta todas las decisiones de Gobierno

Juan Sebastian Amaya

En medio de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) número 75, el presidente de Colombia, Iván Duque, puntualizó que el narcotráfico es el reto más grande que tiene el país y el mundo, por lo que hizo un llamado a todos los miembros del organismo a cooperar para combatir esta problemática.

"Desafortunadamente, todos los esfuerzos que realizamos tienen una
amenaza común: el narcotráfico y las economías ilícitas que genera. Para
mi país, la lucha contra el narcotráfico es un imperativo ético, porque
engendra todas las corrupciones, participa de todas las cadenas del delito y
es el germen de la degradación social", dijo.

"Este crimen transnacional demanda la actuación conjunta de todos los
Estados, con sentido de corresponsabilidad. Y en estos desafíos comunes,
en los que debemos actuar de la mano sin dubitaciones, con energía y sin
vacilaciones, hay que hacerlo por un deber con las nuevas generaciones", puntualizó.

Además, el mandatario resaltó que la protección del medio ambiente, especialmente, de los páramos, y el mayor uso de energías renovables tienen que tener prioridad en el mundo.

"Colombia se destaca por ser el segundo país con mayor biodiversidad en el mundo por metro cuadrado y tiene la mitad de los páramos del mundo. Hemos dado una lucha contra la desforestación como nunca y es un propósito de seguridad nacional. Hemos reducido la deforestación 19% en los últimos dos años. También recuperamos más de 6.000 hectáreas de los parques naturales y protegimos 23.000 hectáreas más", comentó.

Duque detalló que, en 2018, el país contaba con 30 Megavatios en la capacidad instalada y ahora más de 40 Megavatios adicionales. Además, que la meta a 2022 es alcanzar una expansión por 20, lo que se traduciría en más de 2.000 Megavatios.

"Los invito a que nos acompañen en la creación de una estrategia global para la protección de nuestros páramos y las comunidades que los habitan. Son nuestra fuente de agua potable y la convocatoria se extiende a que la ONU aporten recursos", subrayó Duque.

Finalmente, Iván Duque hizo un homenaje a las organizaciones sociales y líderes sociales que han fallecido en el país por defender los derechos humanos y le pidió a la ONU unir esfuerzos para aumentar la protección de esta población.

"Reconocemos esa vocación de los líderes sociales para construir futuro. Hoy, en Colombia, no hay dilemas entre amigos y enemigos de la paz, somos un solo país que avanza uy las herramientas multilaterales han sido claves para la reparación de las víctimas y el fortalecimiento del desarrollo agropecuario", concluyó.