.
EDUCACIÓN

Desmanes y caos vehicular marcaron la movilización de estudiantes en Bogotá

jueves, 8 de noviembre de 2018

Dentro de los hechos ocurridos se encuentran ataques a las instalaciones de RCN

Colprensa

El caos vehicular que se generó en los corredores viales de Transmilenio y las calzadas mixtas y los desmanes frente de las instalaciones de RCN Radio fueron los hechos que marcaron la cuarta marcha por la educación superior convocada por estudiantes y sindicatos de trabajadores.

En horas de la tarde, un grupo de manifestantes que se desplazaba por la Avenida Caracas atacó con pintura y bombas incendiarias las instalaciones de la cadena radial, donde resultó herido un uniformado que se encontraban custodiando el medio de comunicación, que ha sido víctima de agresiones en las últimas protestas estudiantiles.

Las autoridades explicaron que la bomba incendiaria que lanzaron de las movilización alcanzó a quemar el uniforme de uno de los uniformados que se encontraba en el lugar y causándole heridas en su mano derecha, como lo muestran algunos videos que circulan por las redes sociales.

Así mismo, el sistema de transporte Transmilenio informó que los corredores viales como la NQS, la Caracas y la Calle 26 presentaron retrasos y congestiones, que al cierre de esta edición no habían sido controlados. De igual forma, se reportó el daño con grafitis a varios articulados y estaciones.

Tras los hechos presentados, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, calificó estos actos como una “matonería cobarde” y aseguró que “no la vamos a tolerar”.

El mandatario, en un video publicado en la cuenta de Twitter de la Alcaldía, condenó los actos de violencia y vandalismo que protagonizaron algunas personas ayer en Bogotá y hoy de nuevo, y sostuvo que esto lo que hace es afectar más no dar solución a las problemáticas.

“Estos actos de violencia que implican destrucción a instalaciones públicas, agresión a Policías, bloqueo de Transmilenio, hacen es que cientos de personas no puedan ir a sus hogares o a recoger a los niños en los colegios . Agredir a periodistas, a Policías, incluso con bombas molotov, es simplemente matonearía cobarde y que quede claro que cada vez seremos más drásticos contra los que cometen estos abusos, esta violación de las normas contra los ciudadanos”, expresó Peñalosa.

La Policía Nacional también se pronunció sobre las agresión de las que fueron víctimas los uniformados de la institución. “Rechazamos cualquier acto de violencia que ponga en riesgo la integridad del ser humano. Exaltamos a estos héroes de carne y hueso que entregarían hasta su vida si fuera necesario por proteger la de los demás #DiosYPatria”, escribieron.

El presidente de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior (Acrees), Alejandro Palacios, rechazó los actos vandálicos y pidió a la ciudadanía no olvidar el objetivo de la marcha, que busca dar garantía a la educación y no destruir bienes públicos.

“Sabemos que jóvenes agredieron a un medio de comunicación y a Policías, pero pedimos que esto no sea generalizado. Nuestro objetivo no es crear inconvenientes sino luchar por algo que nos pertenece y que por algunos pocos se ve manchado. Salimos a las calles porque todos nos estamos viendo afectados por las decisiones del Gobierno Nacional, que se niega a escuchar al pueblo. Esta vez nos unimos todos para dar solvencia a esta crisis, pero condenamos los actos de violencia”, manifestó Palacios.

Pese a que el Gobierno Nacional firmó un acuerdo con los rectores de las 32 universidades públicas del país, los estudiantes manifiestan que este no es suficiente para solventar la crisis. Sin embargo, la congelación de las clases ha puesto en juego la cancelación o continuidad del semestre académico que se ha visto interrumpido. “Nos preocupa cómo va a terminar el semestre. Nosotros estamos defendiendo algo que por derecho nos corresponde y es la educación, pero no queremos perder las clases”, agregó el representante de los estudiantes.

RETOMAR LAS CLASES

La rectora de la Universidad Nacional, Dolly Montoya, dio como plazo hasta el próximo martes 13 de noviembre a los estudiantes de educación superior pública para que retornen a las aulas, para así evitar la suspensión y posterior cancelación del semestre académico que afectaría a la comunidad universitaria.

“Necesitamos dar normalidad académica desde este martes. Todos debemos ser responsables ante esta situación y no hay más tiempo. El martes será definitivo y las decisiones que se tomen frente a esto serán por sedes, no podemos obviar que algunas sí han dado continuidad a las clases”, expresó.

Montoya reiteró que los semestres son de 16 semanas, por lo que no serán acortados a ocho. “Si se aplaza, lo haríamos para el próximo año, pero si los tiempos no dan, definitivamente cancelaríamos", indicó la rectora del claustro universitario.

La directiva del plantel fue enfática en afirmar que no “vamos a retornar al tiempo oscuro de la Universidad Nacional. No permitiremos que entre la violencia como forma de manifestación, porque no aporta nada. Nos hemos ganado un espacio vital en la sociedad para venir a perderlo ahora”.

Montoya indicó que se aplicará desde esta semana un sondeo electrónico a la comunidad académica para conocer la opinión de todos los afectados sobre la situación presentada y así tomar una mejor decisión en cuanto al semestre.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Comercio 15/07/2024 Precios de fletes marítimos seguirán al alza durante el segundo semestre

Analdex señaló que el futuro dependerá de eventos climáticos, entrega continua de nuevos buques y conflictos geopolíticos

Ambiente 15/07/2024 MinAmbiente modificó fecha de presentación de COP16, será para el 22 y 23 de julio

Según la información del Ministerio, la modificación en la presentación de la agenda se debió a cambios en compromisos de los voceros

Salud 17/07/2024 Academia de Medicina y Sociedades Científicas presentan plan de reforma a la salud

En líneas generales, la iniciativa conserva el actual sistema mixto de aseguramiento. Piden que texto sea considerado oficialmente