Según Camacol, en los primeros seis meses del año seis de cada diez viviendas vendidas fueron de Interés Social, lo que corresponde a 49.791 unidades

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Viviendas de Interés Social (VIS), ubicadas en zonas de estrato 3 y 4, y con un área menor a 70 metros cuadrados, fueron las tendencias en las viviendas que adquirieron los colombianos en el primer semestre de 2019.

La Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) presentó un balance del sector para los primeros seis meses del año, en el que destacó que de las 85.860 unidades habitacionales que se comercializaron en el país, seis de cada diez viviendas fueron VIS (de un precio inferior a $112 millones). En el rango medio, viviendas con un precio entre $112 millones y $360 millones, se concentraron 31% de las adquisiciones, mientras que el 11% restante se ubicó en el segmento alto, con precios superiores a $360 millones.

El informe destacó también que el grueso de la población compró viviendas de menos de 70 metros cuadrados, pues ocho de cada diez residencias adquiridas están por debajo de esta área, mientras que 19% de las unidades cuentan con espacios entre 70 y 130 metros cuadrados, y solo 2% posee un área mayor a 130 metros cuadrados.

“Se están dando cambios en las áreas, se han dado discusiones frente al tamaño de los hogares. Las casas unifamiliares han cambiado totalmente la tendencia y se consolida en áreas de hasta 70 metros cuadrados”, aseguró la presidente de Camacol, Sandra Forero.

Finalmente, otra de las tendencias que presentó Camacol fue que los estratos 3 y 4 concentraron 67% de los domicilios adquiridos en el primer semestre. Forero destacó que el segmento medio con “la clase media en proceso de consolidación, es muy importante para la compra de vivienda”.

Luis Aurelio Díaz, gerente general del Grupo Oikos, aseguró que estas son tendencias que vienen aumentando en los últimos tres o cuatro años con base en dos temas. El primero, el valor del metro cuadrado, que cada vez es más costoso, y según Díaz, “hace que la capacidad adquisitiva de la gente se enfoque en áreas más pequeñas”.

Por otro lado, señala que “las familias hoy en día son más pequeñas, pues el último reporte que sacó el Dane muestra que cada vez han bajado y ahora se conforman por 2,3 personas por hogar, lo cual hace que la gente requiera menos área para vivir en familia”.

Otro punto que destacó Camacol fue la inversión en vivienda, que en el primer semestre fue de $16,2 billones, lo que significó una caída de 3,1%. De estos, $5,2 billones se generaron a partir de Vivienda de Interés Social; $5,8 billones en el segmento medio; y $5,3 billones para el segmento alto.

En cuanto a la perspectiva regional, en los mercados grandes (Bogotá, Cundinamarca, Valle, Antioquia y Atlántico) se dio 71% de la inversión en vivienda, correspondiente a $11,6 billones; en mercados intermedios: Risaralda, Tolima, Magdalena, Bolívar y Santander, se concentró 18% de la inversión ($2,9 billones); y en los mercados regionales de menor escala, Caldas, Quindío, Meta, Norte de Santander, Huila, Nariño, Cesar, Córdoba y Boyacá, se invirtieron $1,8 billones (11% del total).

LOS CONTRASTES

  • Sandra ForeroPresidente de Camacol

    “Ocho de cada diez viviendas fueron de áreas de hasta 70 metros cuadrados. Las casas unifamiliares han cambiado totalmente la tendencia de vivienda”.

  • Luis Aurelio DíazGerente general del Grupo Oikos

    “Es una tendencia que viene desde hace tres o cuatro años basada en el valor del metro cuadrado, que es más costoso, y en que hoy en día las familias son más pequeñas”.

A pesar de estos resultados, Camacol destacó que en el primer semestre la compra de vivienda nueva disminuyó 4,1%, pues se vendieron 4.131 unidades habitacionales menos que en 2018. Forero explicó que esto se dio por factores como “la necesidad de garantizar recursos fiscales para los programas de vivienda, de interés social en los próximos años, las nuevas disposiciones tributarias y un contexto económico con bajos niveles de confianza y menor generación de empleo”.

La expectativa para fin de año es llegar a 182.000 viviendas comercializadas
Si bien en el primer semestre las ventas de vivienda nueva llegaron a 93% de lo previsto, en lo que resta del año Camacol tiene calculado que los colombianos adquieran 97.000 viviendas nuevas, 13% por encima del total del primer semestre de 2019. Entre los estímulos que espera el sector está un nuevo Conpes y un aval fiscal con los recursos para VIS; para el rango medio, profundización de la financiación y para el rango alto un acto reglamentario que precise el impoconsumo.