Acodres le envió una carta a Claudia López pidiéndole considerar la medida para el caso de reservas en los establecimientos

Sofía Solórzano C - lsolorzano@larepublica.com.co

La Asociación Colombiana de Restaurantes, Acodres, mediante una carta, le solicitó a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, que la medida de pico y cédula decretada hace unos días no le aplique a las reservas de los restaurantes.

Guillermo Gómez, presidente del gremio, expresó la preocupación porque los clientes que habían realizado una reserva para fin de año empezaron a hacer cancelaciones debido a las restricciones de movilidad.

“Se ha venido una cascada de cancelación de reservas, que era la esperanza que teníamos para recuperarnos en esta temporada, las personas por lo general van acompañadas a los restaurantes y cuando se restringe por dígitos de cédula, esto prácticamente nos cierra", comentó Gómez.

El líder de la asociación comentó que los restaurantes han cumplido con el aislamiento y las medidas de bioseguridad y comentó que esta sería una alternativa para atender solo las reservas y no clientes ocasionales para no perder los inventarios que ya se tienen comprometidos.

Finalmente, Gómez reiteró que sin ese permiso especial de funcionamiento más de 30% de las personas que se encuentran trabajando quedarían afectadas, y estima pérdidas de unos $180.000 millones en ventas.