Analistas

La vivienda, motor de desarrollo

GUARDAR

Stella Villegas de Osorio

Desalentador resultado se aprecia en las últimas lecturas del PIB, frente a las cifras de la industria de la construcción, que han mostrado un comportamiento inferior a la de otros sectores, cuyo efecto es altamente preocupante en la medida en que esta actividad es, en definitiva, motor de la economía y, principalmente, de generación de empleo.

Dicha tendencia debe corregirse y así lo ha entendido el Gobierno, en la medida en que sin estímulos gubernamentales resulta difícil reactivar la demanda y corregir la senda que se viene observando frente a los decrecimientos que el sector muestra desde 2016. Para ello el Ministerio de Vivienda ha preparado varias iniciativas importantes que buscan estimular la construcción, particularmente dirigidas a las clases menos favorecidas, que no aun han logrado adquirir su primera residencia, para lo cual se ofrecerán más recursos vía subsidios, para cumplir esos propósitos.

Precisamente con esta finalidad se anuncia por la cartera ministerial la posibilidad compartir los subsidios que otorgan las Cajas de Previsión con las que asigna Fonvivienda, buscando con esta solución que las familias de menos recursos logren completar las sumas requeridas para atender la cuota inicial de su vivienda, mecanismo dirigido a hogares afiliados a las Cajas. Se ha ofrecido igualmente por el Ministerio, darle mayor capacidad al Fondo de Garantías para que respalde créditos otorgados por el sistema financiero a personas que están ingresando a la formalidad.

Desde el inicio de esta administración se lanzó otra interesante iniciativa denominada “semillero de propietarios”, proyecto que igualmente resulta de la mayor importancia, teniendo en cuenta que buen número de familias se ven abocadas a permanecer en arriendo por falta de recursos para comprometerse con cuotas iniciales dirigidas a adquirir sus residencias. Con esta solución se puede llegar a superar este problema, haciendo uso de mecanismo similar a una operación de leasing, con la cual el arrendatario logra su historia crediticia y, desde luego, alcanzaría a reunir el monto para atender la cuota inicial del predio.

Estas y otras soluciones se deben concretar de manera urgente, soslayando trámites innecesarios que con frecuencia se utilizan en perjuicio de alcanzar efectivamente resultados por todos esperados. Los sectores interesados esperan que las medidas entren en vigor en los primeros meses del segundo semestre, tal como lo ha solicitado el gremio de la construcción, Camacol. Los mencionados beneficios son los que en principio pueden impulsar, además, la posibilidad de incrementar la mano de obra, rubro que puede contribuir a cubrir el déficit en materia de empleo que muestran los indicadores.

Se espera, en todo caso, que la implementación de las iniciativas anotadas no se vean obstaculizadas por decisiones judiciales impulsadas en algunos casos por motivaciones de tipo político, que infortunadamente atentan contra los intereses de la ciudadanía y aun peor, contra los más necesitados.

Ministro, muchas esperanzas fundadas en su gestión.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés