Analistas

Los paisas a prueba

GUARDAR

Roberto Rave Ríos - rraverios@gmail.com

La historia de Antioquia ha estado llena de pruebas y obstáculos; desde su compleja geografía montañosa como barrera para el desarrollo económico, hasta tener la ciudad con más asesinatos del mundo en los años 90 o el gran reto superado con la emergencia de una de las hidroeléctricas más importantes de la región: Hidroituango. Es por esto, que los paisas han logrado generar un desarrollo económico y social importante para Colombia a raíz de su resistencia, resiliencia, optimismo, esperanza y trabajo duro. En Medellín se han construido grandes cimientos de institucionalidad y confianza. El último alcalde fue la muestra de ello. Sin embargo, la llegada de un nuevo estilo y unas nuevas formas ponen a prueba a los paisas.

La nueva Alcaldía ha primado las formas grotescas que generan desunión sobre la amabilidad y la real articulación. Se denota improvisación y a un mes de iniciar su labor como alcalde siguen ausentes nombramientos de gerentes en puestos trascendentales para la ciudad. El cambio de requerimientos en cargos de gran relevancia como ocurre en el área metropolitana y en Empresas Públicas de Medellín, genera incertidumbre. Y es que el contraste es muy sugestivo, pero además frustrante, si vemos cómo se desarrollaron las marchas en la anterior Alcaldía y en la iniciante que patrocino puestos de hidratación y conciertos para los marchantes que terminaron agredieron empresas insignes como Bancolombia y el Hotel Dann Carlton. Ahora, como en los peores años de la ciudad, el terrorismo vuela con explosivos las torres de EPM, queman el carro de los bomberos y un sin número de atentados o incidentes que la ciudad no experimentaba hace mucho tiempo y que generan desazón.

La prudencia hace también llamar a la cordura insistiendo en que aún va muy poco para hacer cualquier tipo de juicio o evaluación. Sin embargo, todo parece indicar que los paisas estaremos otra vez a prueba.

Al Alcalde los mejores deseos y un llamado a las buenas formas humanas que han caracterizado a los dirigentes antioqueños. Las groserías y las exigencias se deben quedar en la campaña en donde llamó “ratas” a los líderes del proyecto de Hidroituango. Eso ya pasó. Ahora sigue manejar con señorío y educación una ciudad que ha roto los esquemas y ha superado los obstáculos más dolorosos que una sociedad puede padecer. Una sociedad con un empresariado fuerte que construye país, una academia dispuesta a colaborar y a una ciudadanía pujante y acostumbrada a líderes genuinos y cercanos.

Decía el conocido escritor y poeta Carlos Castro Saavedra que las sociedades ”son grandes, en la medida en que los hombres y mujeres que los habitan son buenos ciudadanos y buenos miembros de la familia humana. La verdadera riqueza de los pueblos no está en la que es presentada por el dinero, sino por el espíritu, por la honradez y laboriosidades de la gente, por las virtudes cívicas de la comunidad”. El líder debe ser inspirador de estas cualidades y virtudes, sobre todo en un momento en donde escasean los referentes.

Los paisas estamos a prueba otra vez y espero logremos avanzar a paso de vencedores como lo hizo nuestro libertador José María Cordova en la batalla de Chorros Blancos y como lo demuestra nuestra historia.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés