Analistas

El Barómetro y la Brújula

GUARDAR

Ramiro Santa

Hablar sobre lo que creemos, hacer predicciones, tener posiciones sobre asuntos que no conocemos, es un derecho inherente al ser humano. Pero en todo caso ¿no es más asertivo, seguro y menos problemático tener información, datos, hechos concretos y basados en la ciencia antes de tomar decisiones o acciones?

Para este análisis y para bien de todos, grandes sabios de la humanidad se inventaron dos instrumentos indispensables para hacer un viaje seguro. Es así como con información real y científica del rumbo y del estado del tiempo se pueden tomar las decisiones acertadas de rutas para alcanzar un destino, minimizando riesgos y desatinos. Sin datos reales y técnicamente sustentados es inútil y peligroso imaginar donde estamos o con que barreras meteorológicas o escollos nos vamos a encontrar.

En Colombia ya existen dos instrumentos que han adoptado los nombres de Barómetro* y Brújula**, para medir y estudiar de forma metódica y clara asuntos asociado a las percepciones sobre dos de las industrias más importantes de la economía colombiana por los aportes en impuestos para el funcionamiento del Estado; en regalías para inversión; en movimientos comerciales; en creación de nuevas industrias alrededor de ellas; en empleo formal, digno y bien pago; y en conocimiento geológico, tecnológico, hídrico, ambiental y social del país; particularmente en las zonas rurales y apartadas donde hay actividad minera y petrolera.

Estas herramientas de medición y estudio cumplen con varias funciones de monitoreo, seguimiento y medición de la percepción de todos los involucrados en el sistema: el Ministerio de Minas y Energía, las Agencias de Minería y Petróleo, el Ministerio de Ambiente y Agencia de Licenciamiento, institutos especializados en hidrogeología, en Tierras, en Minorías, en Seguridad, las Gobernaciones, las Corporaciones Regionales para el Ambiente, Alcaldías, personerías, así mismo las comunidades y obviamente las empresas contratistas del Estado, encargadas de encontrar los recursos mineros, gas o petróleo y así mismo producirlos para la venta o utilización en bien de los colombianos.

Los resultados de estos estudios sirven como plataforma de dialogo y toma de decisiones que lleva a todos los involucrados a entender las principales preocupaciones, expectativas, debilidades, fallas y fortalezas de todos los grupos de interés relacionados con estas industrias, que como bien lo dice en los resultados de este año, son reconocidas como parte de nuestro diario vivir y como generadoras de externalidades positivas y posibilidades de proyección mucho más allá de su gran aporte económico al Estado.

Las oportunidades de mejora están servidas para todos, particularmente para las empresas, pues las comunidades quieren más compromiso con el cuidado y vigilancia en la inversión de las regalías e impuestos; en hacer mayores compras y contratación en los municipios y regiones donde hay presencia de empresas vinculadas a proyectos de petróleo y gas o minería; aumentar el empleo local; más información sobre las inversiones sociales y cumplimientos ambientales; y ser mas cercano a las regiones y las personas que viven en las comunidades y municipios de las zonas de influencia; todo en una atmosfera de cercanía mutua, construcción de confianza y sin ínfulas ni arrogancias.

No se escapa de estos estudios el tema de la optimización de la producción de gas y petróleo a través de la estimulación hidráulica en las formaciones productoras (fracking), donde la mayoría de las personas reconocen no saber de que se trata ese proceso. Esto genera contrastes como el que se da algún grado de aceptación y tranquilidad a esta actividad en las zonas petroleras, que difieren de lo que se piensa en Bogotá y el sur y occidente del país como Cauca y Valle del Cauca, regiones que no tienen presencia de esa industria.

Gracias a que este país es democrático, todos podemos hablar del asunto que se nos antoje; pero es mejor informarnos, para exigir que el debate debe ser técnico como lo ha venido liderando el gobierno con la comisión de expertos, conocer los impactos y el aporte al bienestar del país gracias al gas y petróleo en lo social, en lo ambiental y en lo económico. Reconozcamos también que Ecopetrol es una empresa de talla mundial reconocida por su experiencia, conocedora de los yacimientos, de la geología y aporte del a los colombianos.

*Barómetro Petrolero
**Brújula Minera

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés