Analistas

El coronavirus llega a Cúcuta

GUARDAR

Luis Guillermo Vélez Cabrera - lgvelezcabrera@gmail.com

Hace tres semanas se detectaron los primeros casos de coronavirus en Cúcuta y hay 3.000 personas contagiadas. Con una mortalidad de 4% y pocos casos afuera de la ciudad, el Gobierno ha puesto a la ciudad en cuarentena. Se requiere permiso para entrar y salir de la zona y los centros de salud no dan abasto para atender la epidemia. Los expertos internacionales recomiendan construir un hospital para atender a las nuevas víctimas.

Ayer, sin embargo, la Procuraduría General de la Nación destituyó al Ministro de Salud por falta gravísima al no responder oportunamente un derecho de petición que le había hecho una emisora radial. Y, aunque se cree que la infección fue transmitida por uno de los migrantes venezolanos que llegan todos los días, la Fiscalía General de la Nación solicitó orden de captura por homicidio en contra del alcalde y todo su gabinete, la cual se hizo efectiva hace dos semanas mientras debatían el plan de contingencia.

La atención de la pandemia, con el jefe de la cartera de salud en la calle y sin autoridades locales ha sido difícil. La Contraloría quiere colaborar y para eso anunció que estrenaría sus nuevas facultades de control fiscal preventivo, enviando a doscientos cuarenta y tres funcionarios para asegurar la transparencia en la disposición de los dineros públicos. Esta mañana llegaron en aviones Hércules de la Fuerza Aérea importantes contingentes de contadores, abogados y auditores que fueron ubicados en las instalaciones del hospital Erasmo Meoz.

Dejusticia y el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo han presentado sendas tutelas en contra de la cuarentena. En su opinión es violatoria del derecho fundamental a la igualdad. Todos, dicen ellos, tienen derecho a enfermarse de igual manera. Hasta ahora hay tres fallos sobre la medida, uno respaldándola, otro considerando que es inconstitucional y otro que estima que es conveniente pero desproporcionada y ordena restringir la cuarentena a los días impares.

Siguiendo el ejemplo de Wuhan, donde se construyó un hospital de mil camas en seis días, el Ministerio de Vivienda intentará repetir la hazaña. Es un reto: tener estudios técnicos, disposición presupuestal, licencia ambiental, prepliegos, publicar en el Secop II, abrir licitación, calificar proponentes, adjudicar, firmar el contrato y levantar acta de inicio en seis días no es fácil. Y hay que tener cuidado, los motilones vivieron en Cúcuta hace 500 años y la consulta previa no se descarta.

Mañana habrá moción de censura en contra del Ministro de Hacienda. La oposición considera inaceptable que un virus hubiera saltado de un ganso a un humano y pide la dimisión del funcionario. El partido verde anuncia un proyecto de ley para prohibir las epidemias y Petro le hecha la culpa de todo a la construcción del metro elevado.

Afortunadamente estábamos preparados para esta situación. Pobres los chinos, tienen que enfrentar la crisis sin la fortaleza de nuestras instituciones, la competencia de nuestros funcionarios y la eficacia de nuestros de los órganos control.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés