Analistas

Venezuela y su oportunidad histórica

GUARDAR

Juan Manuel Nieves R.

Acontecimientos recientes tienen a Venezuela con Juan Guaidó proclamado presidente por la asamblea y a Nicolás Maduro aferrado al poder, apelando a un falso patriotismo y rodeándose del escaso apoyo internacional y del aún pueblo adoctrinado que paulatinamente lo abandona.

Por primera vez parecen alineadas las circunstancias para que en Venezuela suceda un verdadero cambio de régimen; Estados Unidos, que es el principal comprador de crudo, tiene al mando a un presidente polémico, pero firme y ese carácter lo ha llevado a tomar decisiones drásticas; no en vano fue el primer país en reconocer a Guaidó como legítimo presidente; después vino la cascada de naciones, entre ellas Colombia como uno de los pioneros. Y ahí radica otro de los puntos, el gran apoyo internacional que está teniendo el nuevo mandatario, contrario al repudio que genera Maduro y su escaso respaldo; un elemento adicional y tal vez fundamental es que por primera vez las fuerzas armadas no muestran clara obediencia al régimen socialista, de no ser así habrían apresado como en el pasado al representante de la oposición.

El éxodo de venezolanos al exterior, el desabastecimiento de la canasta básica y de medicinas, llevaron al colapso del régimen; una formula trasnochada y fracasada como la del socialismo, demuestra con sangre, hambrunas y muerte su realidad: sencillamente no funciona. Ahora viene otra etapa difícil, la recuperación. ¿qué debe hacer Guaidó para no desaprovechar esta oportunidad histórica?

Empezar a gobernar, y para ello necesita tomar medidas fiscales y diplomáticas. Comenzando a tener el control paulatino sobre la economía y las cuentas de la Nación, el presidente debe empezar a dar órdenes de tinte económico, a tratar de quitar las barreras arancelarias, ejecutar gasto público, tratar de pagar nóminas, especialmente de los militares y a manejar las cuentas que están a su disposición como las de Estados Unidos. En materia diplomática sus denuncias al régimen no pueden faltar, de la mano de los embajadores que nombre en todas las instituciones multilaterales como la OEA, ONU, Banco Mundial, etc. Deberá tener especial cuidado con quien se rodea, pues a la hora de cambiar los traidores son los primeros en llegar; su disposición al perdón es adecuada, pero en algún momento tendrá que reformar la justicia, pues aquella comprometida con el régimen socialista no puede seguir funcionando.

Colombia espero siga siendo solidaria y encabece la ayuda humanitaria; no sobra tener militarizada la frontera y estar preparados; el ataque del vecino es el último recurso del tirano; por ello no tienen cabida los gritos de líderes partidarios del régimen como Gustavo Petro, que ya sin reparo lo defiende en redes y cuestiona cualquier actuar; tampoco el silencio cómplice de tantos copartidarios suyos. El momento de callar y observar pasó, una oportunidad así difícilmente se repite; y hay que destacar al presidente Duque: con la tibieza del pasado habría sido complicado dar el golpe final al tirano vecino.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés