Analistas

Colombia, ¿país sin conectividad?

GUARDAR

Juan Carlos Montes Cadavid Director General de ShiftPyC

A principios de este año la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) expidió el decreto que aumentaba el mínimo de banda ancha para Colombia, estableciéndolo en 25 Megabits por segundo. Sin embargo, estos esfuerzos por mejorar la velocidad se han visto truncados por la falta de conectividad en el país.

Así lo revela el último ranking de conectividad de banda ancha mundial, en el cual el país ocupa en la región el puesto 18 y en el mundo el 114, muy cerca de nuestro país vecino Venezuela, que ha sido registrado como la peor nación en la región. Cifras muy poco alentadoras y que hablan del retroceso que viene teniendo Colombia en este ítem.

El informe del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) determina que el país alcanzó un total de 31,01 millones de conexiones a internet de banda ancha de las cuales 17,1 millones se realizan mediante la modalidad de suscripción en redes fijas y móviles y 13,9 millones a través de conexiones móviles por demanda. Un aumento de 8,9% con respecto al mismo periodo del 2017.

Es verdad que nuestra geografía es muy difícil para que se pueda llegar a cubrir la totalidad del territorio y que se logre una conectividad del 100%, pero también la realidad de nuestras políticas en temas de Tecnologías de la Información y la Comunicaciones (TIC) son bastante lentas para poder contar con una verdadera expansión de tecnologías que permitan la conectividad de los territorios.

Pero esta situación no solamente se la podemos señalar a las políticas lentas, sino también a la falta de visión tecnológica que se tiene para desplegar soluciones. Hoy solo se piensa en colocar torres o radios y cables en medio de selvas y montañas. Sin embargo, este tipo de soluciones pueden salir mucho más costosas en muchos de nuestros puntos geográficos del país, sin contar con las soluciones aéreas que se pueden masificar y que pueden dar más cobertura, a costos más bajos como los mismos satélites.

“Aunque la tecnología satelital es una tecnología que no está masificada como las tecnologías terrestres de conectividad y sus costos son elevados, el satélite es el futuro de la conectividad a nivel mundial, ya que este tipo de soluciones son fáciles de desarrollar y de desplegar en cualquier territorio”, afirma Diego Moreno, gerente general de SkyNet Colombia.

Este tipo de soluciones son una alternativa que permitirá conseguir la cobertura de un territorio que geográficamente es difícil como Colombia. Y aunque es una tecnología que está en maduración y su masificación es vista al futuro, puede convertirse en una opción permanente en nuestra realidad para conseguir una verdadera conectividad.

“El protagonismo del satélite se fortalecerá en el futuro, esta solución es un complemento de las comunicaciones que va a viabilizar la conectividad en lugares remotos y de difícil acceso, que van a permitir en un futuro fortalecer y desarrollar tecnologías como la 5G en nuestro país”, asegura Moreno.

Es de esta forma que los gobernantes deben mirar este tipo de tecnologías, que pueden ser el complemento perfecto para generar una verdadera infraestructura de conectividad en Colombia y que de manera tangible se pueda sentir el cierre de la brecha digital, generando una verdadero mapa guía para lograr la conectividad que Colombia necesita.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés