.
Analistas 08/03/2021

La reinvención verde del turismo en Colombia

José Manuel Restrepo Abondano
Ministro de Comercio, Industria y Turismo

Colombia es igual a megadiversidad. Riqueza natural, aves, ranas, orquídeas, ríos, mares, montañas y belleza, ¡mucha belleza!, también son sinónimos de nuestro país, y son la razón principal por la que nos hemos venido posicionando como un destino de turismo de naturaleza de talla mundial. Pero este patrimonio natural que nos hace únicos no es infinito y se debe cuidar como nuestro mayor tesoro. Teniendo siempre esto en mente, y preguntándonos ¿qué tipo de turismo queríamos para Colombia?, desde el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo interiorizamos, a modo de mantra, que la sostenibilidad debía ser la nueva normalidad de nuestro sector turístico y, guiados por esta consigna, desarrollamos toda una estrategia para poner el tema de la sostenibilidad en el corazón del sector. Hoy podemos decir que esta reinvención verde se encuentra en marcha; una revolución que, sin duda, también apoyará la reactivación y volverá a posicionar al sector turístico como uno de los pilares económicos del país.

La sostenibilidad dejó de ser responsabilidad de unos pocos actores u organizaciones con un sentido de compromiso con las futuras generaciones, y pasó a ser una responsabilidad que compartimos todas las entidades públicas y privadas, los viajeros, las comunidades y la ciudadanía en general. Además, el tema de la sostenibilidad pasó a ser un factor determinante y esencial de la competitividad y desarrollo de los destinos turísticos, por lo que nos propusimos que Colombia, no solo no podía ser la excepción, sino que debía ser pionera en poner este tema sobre la mesa.

Para lograrlo, expedimos la primera Política de Turismo Sostenible del país a la que llamamos “Unidos por la Naturaleza”, con la que buscamos una transformación de los territorios, de los negocios turísticos, de las comunidades visitadas y de las prácticas de quienes las visitan. Además, esta política tiene como finalidad proteger el capital natural como uno de nuestros principales activos estratégicos, no solo por los próximos 10 años sino por los siguientes 50 o 100 años, sacando provecho del turismo sin sacrificar el patrimonio que nos hace únicos. En la política se abarcan temas que están siendo abordados en la agenda global de desarrollo y que van de la mano de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, tales como el cambio climático, el uso eficiente de la energía, la administración del recurso hídrico, la disposición de residuos sólidos y líquidos y, por supuesto, la protección de nuestra biodiversidad y ecosistemas.

Asimismo, el presidente Iván Duque sancionó la nueva Ley General de Turismo, Ley 2068 de 2020; iniciativa que presentamos al Congreso de la República desde Mincomercio y con la que trazamos una hoja de ruta para el desarrollo sostenible del turismo como factor de competitividad, el fortalecimiento de la calidad turística, la formalización de los prestadores de servicios turísticos y, por supuesto, la reactivación del sector que tanto ha sufrido en la coyuntura ocasionada por la pandemia.

Pensando en el afianzamiento del viraje del sector turístico hacia la sostenibilidad, se incluyeron en la Ley medidas especiales como la vinculación del Mincomercio a la ‘Iniciativa Mundial de Turismo y Plásticos’ liderada por la Organización Mundial del Turismo (OMT) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. También medidas de mitigación y adaptación al cambio climático dirigidas a minimizar la huella de carbono del sector y a apoyar en el cumplimiento de los compromisos adquiridos por Colombia con la ratificación del Acuerdo de París y por el presidente Iván Duque, más recientemente, con la nueva meta de reducción del 51% de las emisiones de gases de efecto invernadero al año 2030.

Pero en este punto se estarán preguntando: ¿cómo pensamos incentivar a las personas a que se monten en este tren de la sostenibilidad? Para este fin, en la nueva Ley se amplió un beneficio tributario. Quienes realicen inversiones en control, conservación y mejoramiento del medio ambiente, tendrán derecho a descontar de su impuesto sobre la renta a cargo el 25% de las inversiones que hayan realizado en el respectivo año gravable. Lo novedoso es que se considerará inversión en mejoramiento ambiental la adquisición de predios destinados a la ejecución de actividades de conservación y restauración de recursos naturales renovables, aún cuando en estos se desarrollen actividades turísticas. En estos casos, el área destinada a la actividad turística será de hasta el 20% del total del predio y del 35% para los Proyectos Turísticos Especiales (PTE). Además, fortalecimos las sanciones para quienes infrinjan normas ambientales.

Finalmente, de la mano de nuestras entidades adscritas ProColombia y Colombia Productiva, lanzamos documentos pioneros como el ‘Manual Ilustrado para guías de turismo de naturaleza’ y la ‘Guía de buenas prácticas para fortalecer la sostenibilidad en el turismo de naturaleza’, complementando así esta estrategia que da los primeros pasos para un gran futuro sostenible en el turismo.

Con todas estas acciones, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo propende por la conservación e integración del patrimonio cultural, natural y social y, al mismo tiempo, desarrolla mecanismos para alcanzar el bienestar social, el crecimiento económico y el mejoramiento de la calidad de vida de las personas. Así las cosas, invito a que adopten nuestro mantra y se sumen a esta reinvención verde del sector turístico colombiano.