Analistas

Rápidos y Furiosos

GUARDAR

Jorge Hernán Peláez

Google sorprendió a la industria mundial de la tecnología al anunciar un avance en materia de velocidad de procesamiento de gran dimensión. La confirmación del avance se publicó en la revista científica Nature, después de una dura controversia. En redes sociales se había filtrado un borrador que pone en duda la afirmación sobre este anuncio de “supremacía cuántica”. Diferentes científicos en informática siempre han buscado descifrar el comportamiento de partículas subatómicas que se comportan de otra manera a las del mundo observable.

El vocero de Google, Sundar Pichai, dice que su ordenador cuántico ha realizado un cálculo más allá del alcance del procesador clásico más avanzado del mundo. La tarea fue realizada en 200 segundos, y según ellos, otros podrían tomarse hasta 10.000 años. En cuestión de horas, IBM, que es otro fabricante interesado en procesadores cuánticos, dijo que esa cifra de 10,000 años realmente es de pocas horas. Hay varios fabricantes de tecnología como Huawei o Intel que también vienen trabajando en importantes avances cuánticos. Es una nueva industria que en el futuro será muy relevante por los ahorros en tiempo y costos, pero que por ahora se limita a ciertos tipos de cálculos complementarios a todo lo que hacen los procesadores tradicionales.

Desde que llegó a la física, el entendimiento de la cuántica es limitado, ya que no solo es muy reciente, sino muchas de sus conclusiones van contra la intuición humana. Algunos físicos de pregrado todavía confiesan que les cuesta trabajo entender la mecánica cuántica por ser un mundo que parece mágico y de reglas muy diferentes a las de la mecánica clásica.

En el campo de la computación, al avanzar en una nueva visión que ya no depende de ceros y unos, y codificar la información en Qbits, se logran cálculos gigantescos y maravillosos en poco tiempo. Expertos predicen que la computación cuántica va a cambiar la percepción de lo que hoy entendemos como “procesamiento”, recordando que tenemos procesadores generales, procesadores matemáticos y coprocesadores, que permiten las gráficas en movimiento.

Por ahora no se ve afectación a realidades operacionales como el sistema “blockchain”, donde se ha dicho que puede impactar negativamente. Hay especulaciones en el mundo de la tecnología que hablan de una brecha significativa entre China y Estados Unidos, ya que la batalla diplomática desatada contra la firma Huawei, es realmente un miedo norteamericano a que la carrera la esté ganando el gigante asiático. Llegar a decir que China dentro de la tecnología cuántica esté superando a Estados Unidos no es del todo cierto. La carrera sigue, los fabricantes mundiales de diferentes nacionalidades siguen avanzando y todavía no sabremos quién será el jugador importante y relevante que despliegue un poderío sobre los demás, especialmente cuando todavía es incierto el despliegue de redes 5G.

Este hecho por ahora no sucede ni sucederá: los temas de seguridad son muy fuertes y claros en la tecnología norteamericana y eso es algo que los chinos no tienen muy claro en el corto plazo. Este nivel cuántico supone también un reto para los hackers profesionales y los que se la pasan a diario en la “dark web”. Llegamos a niveles de detalle que pocos seres humanos van a entender a lo largo de todas sus vidas, por lo menos de estas generaciones. La cuántica en computación, una dimensión en donde tendremos versiones sofisticadas de ingenieros y físicos rápidos y furiosos.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés