Analistas

Tracción Clave para Crecer

GUARDAR

Germán Bolívar-Blanco Analista y consultor

Aunque el desempeño económico se cree aceptable por el incremento del PIB comparado con otras naciones de la región, la verdad nuestra economía avanza casi que por inercia al ritmo potencial, resultado del manejo macro coordinado con el Banco de la República, pese al inminente riesgo fiscal. Sin embargo, la realidad es que nuestro país requiere urgentemente crecer en temas críticos como la productividad, el empleo calificado y las exportaciones, con resultados nefastos que bien merecen otro tratamiento.

Al respecto los Pactos por el Crecimiento y la Generación de Empleo del gobierno no dejan de ser con todo el respeto y dolor del alma por nuestra querida vicepresidenta, paños de agua tibia y más de lo mismo pues acuden al recetario conocido hace varias décadas, trabajar en la agenda interna y fortalecer capacidades endógenas, que está bien y se debe continuar pero nunca dará el resultado que mejore sustancialmente la productividad, el trabajo de calidad y las exportaciones, por lo que cabe el refrán, no hay peor ciego que quien no quiere ver, ni sordo que el que no desea escuchar.

Y claro se han dado avances importantes como la exención al impuesto de renta por 7 años a la economía naranja o el relacionado en los 22 pactos con las acciones para la industria del movimiento, en especial partes para la aeroespacial, que según el viceministro de desarrollo empresarial se inspiraron en conversaciones que sostuvimos en visitas que le hice al promover como consultor mis resultados en I+D, sin más reconocimiento que este y el académico que mencionó, omitiendo el respeto por la propiedad intelectual derivada de mi esfuerzo y trabajo, con el agravante que el principal elemento del arreglo que promuevo, la inversión greenfield cuando se la mencioné al ministro de comercio, industria y turismo al iniciar sus gestiones, tan solo la relacionó con la exploración petrolera.

Es que la IED en nuevas actividades productivas o greenfield, sobre todo en sectores con alto grado de eslabonamiento productivo es el principal dinamizador económico, la tracción que viabiliza los urgidos incrementos en productividad, trabajo calificado, junto a la inserción en las CGV de la mipyme nacional y el subsecuente aumento progresivo de las exportaciones, habilitantes de la economía del conocimiento, que me he saciado de repetir en esta columna, pero igual perseguir al alto gobierno para este fin sin resultado alguno. Eso sí en los últimos 30 años la productividad total de factores no ha crecido e incluso decrecido, el desempleo del 10,5% es el más alto en los últimos 8 años, con informalidad laboral del 47,2%, mientras las exportaciones cayeron 5,7% en 2019.

Por eso para crecer en 2020 al 6,5% en Vietnam, al 6,8% en Camboya o al 4,4% en Malasia conforme el FMI, tienen esa solución y no al lánguido ritmo de Colombia que escasamente llega a su potencial natural.

Más columnas de este autor
LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés