Analistas

Bill Gates y la enseñanza de historia

GUARDAR

La revista del New York Times publicó sobre la última obsesión de Bill Gates: revolucionar la enseñanza de historia. Con este fin desplegará sus fortalezas como dueño de la fortuna más grande del mundo.  

 A Bill Gates lo impactó el trabajo de enseñanza de historia en módulos del profesor australiano David Christian y lo invitó para implementar un método que utilice al máximo las redes. Lo que planearon es una gran revolución. 

El profesor Christian dicta el curso la “Gran Historia”, en el que consolida criterios y conceptos de análisis de la evolución de la historia, al usar elementos, entre otros, de la biología, química, astronomía. Unifica en una misma narrativa la vida en la tierra y concluye cómo han sido sus etapas históricas al explorar múltiples escalas de tiempo y espacio. 

Dividió la historia en ocho grandes capítulos que empiezan desde el Big Bang hace 13 millones de años, pasando por todas las etapas hasta el origen del Homo Sapiens, la posterior aparición de la agricultura y, por último, las fuerzas que le dieron el nacimiento  al mundo moderno. Todo este material fue ordenado en DVD para ser utilizado en salones de clases.

Tradicionalmente los profesores de historia están atados a conceptos de enseñanza como una cadena de eventos que requieren una mayor comprensión de la evolución humana que concuerda con la de los mamíferos, primates y organismos multicelulares. 

Hay que entender muy bien cómo fue creada la vida y como aparece en la tierra para entender todos los pasos de la evolución del hombre. 

Bill Gates pasa mucho tiempo estudiando, analizando y observando toda clase de material académico: geología, meteorología, oceanografía, historia.  Así descubrió el trabajo del profesor Christian y por eso, lo llamó y le explicó el reto de utilizar este curso de historia con las nuevas tecnologías.

La química entre los dos fue inmediata. Convinieron que era necesario tener una nueva manera de enseñar la historia, nuevos módulos más flexibles que pudiesen atrapar a los muchachos en la comprensión de la historia de una manera mucho más organizada y con un componente digital atractivo. 

Para este propósito contrataron a un grupo de ingenieros y diseñadores que desarrollaron portales con textos electrónicos, gráficas interactivas y videos. Se utilizó al máximo la experiencia del Microsoft Encarta, que es el Wikipedia de Bill Gates, para ofrecer una enseñanza multifacética de la historia a través de un componente digital muy amigable, fácil de manejar en la Web y disponible para todo el público.

El proceso va viento en popa. Este próximo otoño se ofrecerá material para un grupo de 1.200 escuelas de Brooklyn en Nueva York, otro en Ann Arbor Michigan y otro en Lakeside Upper School en Seattle.

No todo será fácil y ya hay varias discusiones. Los grandes millonarios filántropos dedican parte de su fortuna a mejorar las condiciones de la educación. Lo hicieron los Carnegies, los Rockefeller, los Waltons.  Hay un grupo importante de académicos que si bien ven con buenos ojos la manera como invierten sus recursos en mejorar la educación, les preocupa la injerencia que a su vez  tengan estos millonarios en el desarrollo del material académico.

Temen que se involucren a fondo en definir el material académico. Por ejemplo, cómo se explica la brecha entre ricos y pobres, cómo se justifican las guerras y que calificación se les da a protagonistas que utilizaron mecanismos oscuros para hacer sus fortunas. Cómo se enseña sobre la inequitativa distribución de los recursos.

La enseñanza de la historia es lo más importante para la formación de futuras generaciones; el que escribe la historia escoge los protagonistas, los eventos y además los califica. 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés