Analistas

Ajuste mercadológico

GUARDAR

Como siempre ha sucedido en la historia, todo cambio tiene su momento de ajuste en la sociedad, y el mundo digital que dio origen al comercio electrónico o compras online en el proceso logístico del marketing, parece haber llegado a ese momento, según indican los estudios y análisis del comportamiento de los mercados, como se había pronosticado, ante quienes anunciaban la desaparición de las actividades que llaman tradicionales. Todo se acomoda, en algunos casos más rápido que en otros, como aconteció con el teléfono, la radio, la televisión, el cine, internet y tantas cosas que generan un trauma, pero que con el tiempo logran su lugar entre todo lo que existe.

Así como hay productos, actividades y actitudes que desplazan otros, hay desarrollos que hacen parte de los sistemas y van encontrando su sitio, como todo parece indicar ha sucedido con el e-commerce, es decir, con la actividad comercial online. Los ajustes que ya comienzan a observarse en las grandes cadenas como Amazon, Walmart y muchos otros, así lo indican; además, la aparición y uso los avances tecnológicos como la denominada inteligencia artificial, los dizque teléfonos inteligentes, y lo que todos los días aparece, como el voice shopping, que ya traumatiza a algunos, dan a entender que se llegó a ese ajuste que mencionamos.

Los costos de envío de muchos productos de bajo costo que se adquieren online, por ejemplo, el reclamo ante las dificultades y molestias de los callcenters y la falta de contacto humano para lo que se busca, los tiempos de recambio, y la que no pocos consideran deshumanización de las actividades comerciales, se están teniendo como la causa de los ajustes que ya se están dando y que marcan, como indicamos, que ya llegó el momento en el que se ajusta el uso del comercio electrónico. El llamado retail vuelve a estar en la mira de los analistas porque deberá reajustar sus prácticas y analizar nuevamente el manejo de los inventarios porque hay productos (tangibles e intangibles) que no volverán a ser transados por los medios electrónicos como hasta ahora, o que resultarán de precio más alto para adquirirse por los costos de despacho. El sistema prime de Amazon, por ejemplo, ha comenzado a tener un costo más alto (20%) para cubrir envíos (supuestamente gratis) de productos de bajo costo, para citar solamente un caso.

Las grandes cadenas, que habían reducido inventarios en exhibición para tenerlos online han comenzado a reseleccionar cuáles permanecerán en uno y otro; los sistemas de exhibición y anuncios en la web han comenzado a ser estudiados para determinar cómo deben exponerse de manera que sean suficientemente atractivos e informativos, y el personal se está instruyendo de manera que pueda atender adecuadamente los cambios que se están comenzado a implementar.

La realidad está mostrando claramente que todo no se puede dar online y que el contacto humano, cara a cara, seguirá siendo una característica del comercio; hay y habrá cosas y actividades que son y serán preferidas online, pero otras, quizá la mayoría, siempre serán para vivirse persona a persona, necesitándose la socialización si se quiere.

Llegó pues, todo parece indicar, el momento en el cual así como los adelantos tecnológicos han encontrado su espacio en la vida de los humanos, el comercio electrónico ocupe también el sitio adecuado, dando cabida al dicho “ni tanto que queme al santo,…”

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.

GUARDAR
MÁS LR

Agregue a sus temas de interés

MÁS LR

Agregue a sus temas de interés